Home>Trujillo Beat>“Se especula un trato más cercano entre extorsionadores y gente del narcotráfico”, Jorge Nureña, escritor
Trujillo Beat

“Se especula un trato más cercano entre extorsionadores y gente del narcotráfico”, Jorge Nureña, escritor

En el libro “Cambio de palabras”, César Hildebrandt, al entrevistar al historiador Pablo Macera, le recuerda lo siguiente: “Ud. le confesó a Basadre que se dedicó a la Historia por razones casi freudianas; para huir del presente personal, familiar y quizá nacional…”. En el caso de Jorge Nureña, indagamos por los motivos personales que le llevaron a dedicarse a la historia.

Resolver problemáticas latentes del presente. Se entiende la historia como una ciencia que estudia necesariamente el pasado; pero esto no es así. La historia estudia al hombre en el tiempo, y el tiempo también abarca el presente.

En tu investigación señalas que utilizas el método de la historia vivida o historia inmediata. Según este criterio, teniendo en cuenta la coyuntura actual; ¿se podría decir que la sociedad peruana contemporánea es una sociedad realmente enferma?

No necesariamente. Lo que ocurre es que los procesos capitales que hemos tenido no nos han servido para cambiar las estructuras. Por ejemplo, con la independencia no pudimos traer abajo todos los males que arrastrábamos desde la colonia.

La violencia es un eje temático dentro del periodo de tu investigación (1993-2014). Desde el punto de vista histórico, ¿cuáles son las causas de esta violencia y cómo se concatenan hasta materializarse en nuestra época?

Durante este periodo ha existido segregación de delitos de subversión y delitos comunes. Antes existían delitos de poca monta y, a fines de los noventa, surge el fenómeno de las pandillas, las mismas que luego evolucionaron y se convirtieron en bandas delictivas. Las causas de la violencia criminal en Trujillo serían la migración, el urbanismo, la modernidad y la inoperancia de las instituciones del Estado.

¿La aparición de modalidades delictivas violentas como el sicariato y la extorsión tienen algún punto de conexión con la violencia ejercida décadas atrás por la subversión?

No. Las pandillas ya existían. En la década de los ochentas, en Huamanga, existía una pandilla llamada “Los vampiros”, a quienes Sendero Luminoso dio fin porque fueron considerados inútiles para la revolución.

En el capítulo I de tu libro comentas que la criminalidad y la delincuencia manifiestan y reproducen la violencia económica, social y estructural del Estado. ¿La criminalidad y delincuencia son síntomas de una sociedad anómica? ¿Por qué?

Durkheim afirma que violentar reglas sociales es connatural a toda sociedad. En el caso trujillano, la sociedad simplemente ha rebasado los límites. Por ese lado, los índices sí reflejan una anomia social.

¿En qué se diferencia el enfoque de la historia vivida o inmediata del enfoque periodístico?

La historia vivida estudia procesos coetáneos entre el investigador, la sociedad y su objeto de estudio. El periodismo tiene un objeto de estudio más sincrónico; abarca menos tiempo.

En los comentarios finales del capítulo II de tu libro apuntas que la crisis del sistema penitenciario es el fracaso de otras instituciones públicas. ¿Consideras que la sociedad en su conjunto es un fracaso?

Los fenómenos sociales son un reflejo de la sociedad. Los altos índices de corrupción y la poca funcionalidad de las instituciones del Estado, además de la inoperancia de un sistema económico distributivo, reflejan el rostro social de la colectividad.

La corrupción en el Poder Judicial, el Ministerio Público y la Policía Nacional, ¿de qué manera ha contribuido al incremento de la criminalidad?

Lamentablemente la justicia siempre tiene los pies muy atrás de algún fenómeno actual. Por ejemplo, la extorsión se ha venido perpetrando desde el año 2000; pero recién se ha creado una ley de crimen organizado y fiscalías especializadas en el año 2013. Estas instituciones trabajan de forma desarticulada. Sin embargo, aún no somos una ciudad Juárez ni nada por el estilo. Las bandas delictivas trujillanas no están muy bien organizadas; salvo excepciones.

¿Quiénes son esas excepciones?

Por ejemplo, “Los Plataneros” dieron el salto para crear empresas fachadas y poder lavar dinero. También estuvieron dando el salto algunos personajes como “Ñato Gil” o el fallecido abogado Galindo.

Uno de los líderes criminales que más mencionas en tu investigación es el hampón conocido como “John Pulpo”. ¿Existen otros extorsionadores que hayan llamado particularmente tu atención?

Sí, sería importante estudiar el caso del “Chino Malaco”, quien fue uno de los que innova en las modalidades delictivas en el rubro de la construcción civil a través del SUTRACON. Bajo esta fachada hacían el cobro de cupos y brindaban “seguridad” a empresas constructoras.

En los últimos años las organizaciones criminales trujillanas se han enfrentado a un gran rival, como es el caso del fiscal William Rabanal. Sin embargo, los círculos académicos o literarios han escrito muy poco al respecto. ¿Qué opinas de ello?

Es cierto, pero debo decir que en los últimos años he visto un par de trabajos sociológicos y la presencia de algunas instituciones como la SENAJU que ha realizado estudios sobre delincuencia juvenil en El Porvenir. También han aparecido investigaciones como “El origen de la Hidra”, de Charlie Becerra; mi libro “Esta bala lleva tu nombre”, publicado hace unos meses atrás; además de trabajos de otros escritores como Juan Carlos Díaz y Howard Varas.

Si tu libro “Esta bala lleva tu nombre” va del hurto a la extorsión; ¿crees que en el futuro el asunto de la criminalidad en Trujillo pueda ir de la extorsión al narcotráfico? ¿Por qué?

No he visto esa vinculación todavía; sin embargo, varios periodistas indican que está habiendo un trato más cercano entre extorsionadores y gente del narcotráfico. En ese supuesto, el narcotráfico estaría buscando materias primas para explotar, ya sea a través de sicarios o extorsionadores.

Entrevista de nuestro colaborador: Howard Varas

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.