Home>Noticias>Trujillo: Presentan diagnóstico sobre riesgo de inundaciones y huaicos
Noticias

Trujillo: Presentan diagnóstico sobre riesgo de inundaciones y huaicos

Cenepred lo elaboró desde marzo, al conocer que habría un Niño Global. Prevén que las lluvias se inicien en septiembre y ocasionen inundaciones y huaicos.

Ante la ocurrencia del Fenómeno de El Niño Globlal, el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred), presentó el diagnóstico situacional con una aproximación al riesgo existente de inundaciones y huaicos y movimientos en masa, ante escenarios de riesgo a nivel de unidades hidrográficas de Trujillo.

La presentación del estudio se hizo de manera presencial y virtual ante los grupos de trabajo de la gestión del riesgo de desastres de la MPT y municipalidades distritales de la provincia de Trujillo. La información, que será entregada pronto de manera oficial, permitirá priorizar las intervenciones para la reducción del riesgo de desastres.

El gerente de Prevención del Riesgo de Desastres y defensa civil de la MPT, Christian Alva Rodríguez dijo que en el cauce del río Moche se necesita una intervención integral, porque no soportará los niveles que conduzca cuando llueva; tiene muchas zonas críticas y no todas podrán ser intervenidas por el poco tiempo que queda.

Karina Obregón transmitió el saludo de Miguel Yamasaki, jefe del Cenepred, dando a conocer que el diagnóstico situacional se elaboró con el equipo técnico desde marzo de este año, al pronosticarse un evento de El Niño Global para este año.

Estamos viviendo un invierno atípico, con temperaturas no habituales y es posible que en septiembre entremos en periodo lluvioso. Por ello, damos énfasis a los eventos que se puedan presentar, como inundaciones y flujos hiperconcentrados (huaycos), dijo.

En La Libertad se analizaron seis cuencas: Chaman, Jequetepeque, Chicama, Moche, Virú y Huamanzaña. El ámbito de trabajo priorizó la zona norte debido a las anomalías que se han presentado en estás cuencas en épocas lluviosas.

Estudio detallado con datos históricos

El estudio es un inventario de eventos anteriores que servirá como apoyo. Tiene registros de emergencias de Indeci, con puntos críticos e identificación de inundaciones del Ingemmet, Ana y el IGP. Consolida información como base de registro. Ello se complementa con imágenes satelitales identificando zonas donde hay huellas de áreas inundadas. Hay mapa de pendientes en cuencas, entre otros.

Hay mapas de peligro a nivel de región que permitirán un sustento técnico para focalizar intervenciones tomando en cuenta las zonas de peligrosidad. Se obtuvo estos resultados con una clasificación de niveles de peligrosidad desde muy alta a baja.

Estos modelos tienen siempre un nivel de incertidumbre y necesitan validarse en las zonas por las entidades técnicas competentes para proyectar actividades de preparación y prevención y que las respuestas sean después menores, añadió.

El Niño 2017 dejó daños moderados en consideración a los extraordinarios anteriores. Pero hubo mayores perjuicios porque la población se sigue posesionando en áreas de riesgo, cerca de quebradas o en los cauces.

También se ha trabajado con Ingemmet en campo viendo el tema de caída de rocas, deslizamientos y otros para cada una de las cuencas, con estimación de daños en viviendas, transporte, población e infraestructura; y niveles de riesgo.

Es información necesaria para elaborar IOAAR o expedientes referenciales (con estimaciones) para que después las unidades ejecutoras puedan hacer los expedientes técnicos de intervenciones que se pueden realizar.

Puedes encontrar más noticias de Trujillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *