Home>Trujillo Beat>“Todo escritor tiene una vida que diariamente consume experiencias para crear un mundo mejor”, Howard Varas Arteaga
Trujillo Beat

“Todo escritor tiene una vida que diariamente consume experiencias para crear un mundo mejor”, Howard Varas Arteaga

Howard Varas presentó su libro de cuentos en la Feria de Libro UPAO 2017

Vestido de saco marrón, camisa blanca y mostrando una mirada aparentemente recia, así lució Howard Varas Arteaga, conocido también como Lautaro Varas, joven escritor trujillano que este viernes 16 de junio a las 6.00 pm dio a conocer su más reciente obra “La última hora de ejecución”, una serie de cuentos que reflejan varios aspectos de la realidad de nuestra ciudad, en el marco de la Feria de Libro de la UPAO 2017.

El autor habló con nosotros sobre su trayectoria en el mundo de las letras. He aquí la entrevista:

¿Cuándo decidiste seguir el camino de la literatura?

Empecé a los 19 años. Tenía escrita una novela juvenil, un poco impetuosa titulada: “Necesito un abrazo o un balazo”. En esta novela corta, exploré ejercicios narrativos. Posteriormente gané el II puesto en los Juegos Florales en poesía y de alguna manera el quehacer literario fue enriqueciéndose. Luego gané el Concurso de cuentos Germán Patrón Candela por el relato: “Cactus”. Y finalmente estamos dando vida a un conjunto de relatos titulado: “La última hora de ejecución”.

¿Cómo surgió en ti la vocación por la escritura?

Todo empezó desde la niñez y la adolescencia donde uno se me formula preguntas y necesita respuestas. Y la fuente de estas respuestas es la literatura,
leyendo “Las fábulas de Esopo”,” La ciudad y los perros” y novelas de suspenso como “El exorcista”, Dan Brown con el “Código Da Vinci”, literatura popular, bestsellers. Digamos que ellos fueron las primeras inquietudes literarias. Luego pasé a otro tipo de lecturas: el Boom latinoamericano o Dostoievski, Camus, Borges, Vallejo, estos dos últimos que nos siguen iluminando.

¿Quiénes son los autores que te han influenciado y por ende te han permitido seguir la senda literaria?

Podría decir que Dostoievski y Vargas Llosa. Del primero, porque el contenido de “Crimen y castigo” es criminológico, psicológico y por otro lado, realista. Ellos son elementos que forman parte de mi vocación como estudiante de Derecho. Y en mi vocación literaria, Vargas Llosa. Al leer “El pez en el agua”, donde se plasma cómo uno desarrolla el talento con el rigor, con la disciplina, con la fe constante en este oficio que es casi azaroso o casi firme con la constancia.

Mencionas a Vargas Llosa y se percibe que eres algo así como un alumno disciplinado de él porque hablas de la rigurosidad y la constancia en la literatura. Ante ello, puedes comentar ¿cómo es el proceso creativo de Howard Varas Arteaga al fraguar sus historias?

Siempre estoy leyendo un cuento, un poema, un artículo, o dos novelas al mismo tiempo, mientras desarrollo otras funciones como estudiante o como trabajador. Creo que la lectura es fundamental. Sin la lectura no somos nada porque es la materia que nos va a permitir dominar cierto tipo de lenguaje, el uso de la palabra. Por otro lado está la materia vivencial que es vista, captada retratada con el ojo interior literario que todo escritor tiene. Todo escritor tiene, entre comillas, una vida normal, social, bien hecha. Por otro lado, tiene una vida del animal literario que está consumiendo diariamente experiencias para crear un mundo mejor. Un mundo que es de ficción y que es lo que nos permite vivir.

Se sabe que sigues en la actualidad la carrera de Derecho ¿te han ayudado dichos estudios profesionales para forjar tu formación literaria?

Considero que sí, ya que en estos cuentos de “La última hora de ejecución” existen conflictos que son contractuales, de deudas, de obligaciones, de abuso de poder y de organizaciones empresariales que a la larga no se advierte cuáles son sus objetivos ni sus misiones y que solamente son ávidos de dinero. Entonces hay tópicos jurídicos como los contratos, cobranzas, ejercicios de garantía, etc. Justamente en el título, la palabra ejecución es un término jurídico y también literario.

Ahora que estamos hablando de “La última hora de ejecución”, puedes contarnos ¿desde cuándo empezaste a crear los cuentos de tu más reciente obra?
Recuerdo que el primer cuento lo escribí como en el 2010. Desde ese momento hasta la fecha he escrito muchos cuentos. Solo que algunos fueron desechados y otros fueron considerados, hasta que les di un lenguaje definido como yo quería que sean. Consideré que habían madurado y finalmente, que se pudieran publicar. Reconozco que soy una persona que escribe despacio. No tengo tanto apuro en publicar.

En tus cuentos giran los temas juveniles, la bohemia, asimismo la muerte y la justicia. ¿Cómo han influido estas temáticas para forjar tu libro, tal vez te has basado en algunas experiencias personales?

El libro tiene muchas reflexiones internas. Pero también mucho de reflexiones externas. De lo primero puedo decir que la temática que está al interior es el mundo onírico, mundo surreal, la muerte. Y las influencias externas son la bohemia, el derecho, los cuales he tratado de conjugarlos sin que estén unidos totalmente. Aún así tienen cierto parentesco cada cuento, lo cual le da cierto tinte atmosférico.

¿Cuál crees que debe ser la importancia de la literatura en el mundo actual; vivimos rodeados por el mundo digital que en muchos casos termina siendo un universo frívolo?

La literatura en el mundo actual es fundamental. Porque en estos tiempos de velocidad, de comunicaciones a distancia y a la vez instantáneas, de avances económicos y tecnológicos, las personas están distraídas; todos los días nuestra mente está distraída por las preocupaciones cotidianas y a veces banales. No tenemos tiempo para concentrarnos ni para meditar y justamente la literatura es un ejercicio de concentración, de ensimismamiento. Creo que allí radica la importancia de la literatura para comprendernos y comprender a los demás.

¿Cuáles son los proyectos literarios que tienes para los próximos años?

Tengo dos proyectos: un libro de cuentos y una novela que tiene elementos fantásticos y por otro lado elementos realistas con ciertas exageraciones que llegan a bordear el humor, y ese es el terreno temático por donde estoy explorando. Aparte de un trabajo interdisciplinario entre el Derecho y la Literatura, pero casi más académico como un ensayo.

Basándonos en tu experiencia ¿cuáles son los consejos que puedes brindar para una persona que aspira ser escritor?

Si les gusta y tienen esa vocación literaria no dejen de creer en ella y que la conserven porque es un fuego, la literatura es fuego. Que debe ser conservada esa vocación porque si se acaba ya no se prende.

Escrito por nuestro colaborador: Guillermo Francisco Salvador Saldarriaga

Guillermo Salvador Saldarriaga

Escritor y comunicador. Amante de las artes, la cultura y las letras.

Leave a Reply