Home>Trujillo Beat>“Ser escritor es una pasión, sea con el bolsillo vacío o el bolsillo lleno”, Willy del Pozo, escritor
Trujillo Beat

“Ser escritor es una pasión, sea con el bolsillo vacío o el bolsillo lleno”, Willy del Pozo, escritor

Willy del Pozo Alarcón es escritor, poeta y responsable de la conocida editorial Altazor. Fue uno de los autores que participó durante los 10 días de fiesta literaria en la 7ma Feria Internacional de Libro de Trujillo; allí presentó el texto titulado: Hermosos ruidos, tributo narrativo a la famosa banda de rock, Los Prisioneros.

Del Pozo Alarcón también es autor del famoso libro: El sendero luminoso del placer que ha obtenido una gran recepción entre los lectores de nuestro país. 

Siente Trujillo pudo conversar con el escritor. He aquí la entrevista.

¿Cómo surgió la idea del libro “Hermosos ruidos”, tributo narrativo a los Prisioneros, que acaba de presentar en la 7ma Feria Internacional de Libro de Trujillo FILT 2018?

La idea la estuve madurando hace muchos años para fusionar mi gusto estético por el rock, conjuntamente con la literatura, para crear la posibilidad de cómo vincularlos y cómo conseguir que de ese vínculo salga algo positivo. Estuve revisando la historia musical de las bandas y estuve viendo estos tributos musicales que le hacen al reggae, punk, rap hacia bandas iconos como The Beatles, The Rolling Stones, entonces algo similar pensé hacer a través del cuento, coger canciones y a través de esas canciones que cada uno de los autores inspirados en las letras escribiera una historia… un cuento pero no solo un cuento como tal sino también una historia gráfica a través del cómic.

Se sabe que no es la primera vez que se realiza este tipo de presentaciones de libros sobre tributos a bandas musicales…

El año pasado se lanzó “Gracias totales”, el tributo a Soda Stereo que reunió a 27 autores narrativos entre argentinos y peruanos y en esta ocasión en “Hermosos Ruidos” hay chilenos y peruanos; y en una fecha no muy lejana viene sobre el grupo Héroes del Silencio que serán españoles y peruanos.

Enfocándonos esta vez en su trayectoria, se tiene entendido que es poeta, narrador y también editor de libros. ¿Cómo empezó el recorrido por el oficio de la escritura?

La vocación por la literatura la empecé cuando viajé a España en 1989, allí comencé una nueva faceta de mi vida. Empecé a vincularme con el mundo del teatro, de la literatura, formamos un colectivo llamado grupo Altazor, sacamos revistas y a partir de entonces se gestó en mí este tipo de interés. Comencé a escribir poesía y luego empecé a escribir antipoesía, luego empecé a escribir cuentos de corte erótico, crudo y humorístico y desde entonces ya no la he abandonado; tanto la lectura como la escritura forman una parte muy fuerte en mi vida y desde que se creó la editorial mucho más.

Con relación al libro El sendero luminoso del placer, libro de crónicas, una de las historias tiene que ver con Abimael Guzmán. ¿Puede profundizar sobre ello?

Son 50 historias que tienen que ver con mi vida, todas con carga humorística, todas son cuentos graciosos, con una carga sexual muy fuerte donde el autor siempre termina como el perdedor, algo de Bukowski; al mismo tiempo hay un relato donde trata sobre la faceta de nuestra historia, el terrorismo de Abimael Guzmán quien es protagonista de este relato. Es el libro que más ediciones ha tenido y con el que ha estado muy satisfecho con su producción.

¿Quiso que surgiera así este libro, El sendero luminoso del placer?

Surgió a través de la invitación de un periódico en Ayacucho, donde nací; allí empecé a publicar una historia tras otra hasta que al final se hizo un compendio y es un volumen uno porque aún faltan tres volúmenes más ya que va a formar parte de un grupo de publicaciones.

En algún momento usted dijo que en la literatura peruana la temática del humor no se ha usado de una manera constante. ¿Qué puede dilucidar sobre esta declaración? ¿Por qué sucede ello?

Hay pocos referentes, cuando recién regresé de España y quise indagar sobre ese mundo me encontré con autores como Luis Freire, Sofocleto; este último es quien más había abordado el humor. El humor de una forma sutil también lo han plasmado: Vargas Llosa, Jaime Bayly. Luego empiezas a descubrir a otros autores como Baltazar Aspuria en Ayacucho, Jorge Tume en Piura, que realizan literatura humorística; sin embargo no hay una gran cantidad de autores en sí que cultivan esta temática, lo que más hay es un humor chabacano que a veces no te arranca una sonrisa y usa mucho una vulgaridad forzada; esas pueden ser las razones por las que la literatura humorística no ha calado tanto en nuestro medio.

¿Qué significa para usted la escritura, ser escritor?

Significa una pasión, vivir de una pasión sea con el bolsillo vacío o el bolsillo lleno. Es algo que te genera un estímulo emocional que ya lo das por bien sentado; asimismo es como un orgasmo, pagado o sin pagar, siempre es un orgasmo, por tanto es satisfactorio. La literatura es la gran madre que nos cobija en su seno y nos da la oportunidad de amamantar y de podernos desarrollar como mejores personas.

Basándose en su experiencia. ¿Considera que el escritor tiene que ser rebelde?

Depende de cada quien, conozco a autores que son muy pausados, tranquilos, sus formas de escrituras y ver el mundo son así. Creo que para hacer una escritura desgarradora, transgresora, se debe tener una dosis de rebeldía.

Mencionaba en una de sus alocuciones que el rock es otra de sus pasiones, tanto así como la literatura. ¿Willy del Pozo qué puede explicar al respecto?

La verdad que ambos van de la mano, yo creo que no hay día que no escuché música, y no escuche música a todo volumen, la lectura de igual forma, a la hora antes del reposo; siempre ambos están como complementos del día a día.

Coménteme sobre su labor como editor en Altazor, se sabe que tienen varias colecciones. ¿Por qué el nombre Altazor?

Altazor nació en España, en el puerto de Santa María de Cádiz como un homenaje a la literatura latinoamericana. Creo que la literatura no debe tener banderas, la literatura debe hermanar en vez de diferenciarnos; por ejemplo para un peruano en Europa hubiera sido fácil crear una editorial que se llame Trilce o Tristitia, una editorial que se llame algo que nos lleve a la mente al Perú.

En el caso mío usé a Chile por un homenaje al Creacionismo, a Vicente Huidobro y más que nada para dar una cachetada a la política, a la gente que guarda el rencor histórico hacia el país vecino, por eso se llama Altazor; luego, cuando se traslada al Perú empezamos a sacar distintas colecciones como la colección Azul, dedicada a la ciencia ficción; Anatema, dedicada al terror; Anarquía, dedicada a las novelas más crudas; Arlequines, a la literatura infantil; todas ellas a través de la letra A porque es la letra con la que se inicia la editorial Altazor, además porque es la primera.

Respecto al cómic, es uno de los géneros que se viene difundiendo en la editorial que usted dirige, además de ser una pasión para usted.

Creo que hay que cautivar al público juvenil porque en algún momento, retrocediendo a mi época juvenil, yo era un lector flojo; creo que cuando la imagen tiene una fuerza y cuando las letras se complementan bien, el interés va a ser mayor, y es por ello que nosotros nos avocamos, le damos un punche adicional en lo que son los cómics, porque captamos a un público que no viene rápidamente a la lectura.

¿Qué opina sobre el panorama actual de la industria editorial en nuestro país?

De lo que voy observando en nuestro país, van apareciendo varias editoriales y eso sin duda es muy importante. Muchas de ellas se consolidan a través del tiempo, pero muchas de ellas también abandonan el carro y desaparecen, eso entristece un poco; creo que hay que tomar en serio este camino de la edición, hay que verlo como una empresa; y si uno tiene que dedicarle un capital humano, económico, hay que saber a lo que nos estamos enfrentando, no es lo mismo construir edificios a través de una inmobiliaria que sacar libros. Vender libros como decía Jaime Guzmán de la ciudad de Chimbote, el vendedor de libros puede vender hasta piedras, es difícil la situación; necesitamos mucho apoyo y compromiso político, compromiso cultural y social.

Se sabe también que ediciones Altazor apuesta por autores jóvenes. ¿Por qué ocurre ello?¿Así lo han decidido ustedes?

Así es y siempre lo hemos hecho, autores que nunca han publicado un libro. Nosotros aquí le damos el cobijo, siempre ha sido así.

Además que la editorial Altazor se centra en provincias no solo en Lima…

Exacto. Nosotros surgimos a través de la literatura regional. En Ayacucho empecé con fuerza, después en Trujillo, Ancash, Piura, Callao y, después de varios recorridos, en diversas regiones atacamos Lima.

¿Qué significa para ediciones Altazor la convocatoria de sus premios literarios?

Tenemos cinco años lanzando el premio de novela infantil, cuatro de novelas para adultos. Eso va a ser un estímulo y lo bueno, en nuestro caso, es que no solo son peruanos los participantes en estos certámenes literarios, sino también autores internacionales los que han ganado, autores cubanos, españoles; lo importante es que nuestra repercusión no solo aquí en Perú sino también traspase fronteras.

 

¿Tienen relación con autores extranjeros como representante de la editorial Altazor?

He editado libros a autores chilenos, uruguayos, ecuatorianos, paraguayos, dominicanos, siempre estamos a la caza de autores del extranjero; con propuestas de llevar nuestra literatura al extranjero y traerla.

¿Cuál es su punto de vista sobre la 7ma Feria Internacional de Libro de Trujillo FILT 2018?

Vengo después de muchos años, veo a las ferias de libro evolucionadas, las veo distinto; recuerdo que hace tiempo hicimos una feria aquí en la plazuela El Recreo y esto es completamente distinto a lo que vivía en ese tiempo.

Finalmente ¿En qué proyectos literarios está trabajando actualmente?

Entre los tributos está un libro sobre el grupo Los héroes del silencio que se va a llamar “Encerrado en el tiempo” y también hay uno sobre el cantante Charly García que se va a titular: “Hoy pasó el tiempo”, respecto a mis proyectos como autor que será la segunda parte de “El sendero luminoso del placer”.

 Entrevista y fotos de nuestro colaborador, Guillermo Salvador Saldarriaga, licenciado en Ciencias de la Comunicación

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.