Home>Trujillo Beat>Recordando a Julio Ramón Ribeyro, por César Chambergo Rojas
Julio Ramón Ribeyro según César Chambergo
Trujillo Beat

Recordando a Julio Ramón Ribeyro, por César Chambergo Rojas

I

Existen vasos comunicantes entre los cuentos y las prosas de Julio Ramón Ribeyro. Por citar un caso, el protagonista de Por las azoteas, aquel entrañable muchacho de diez años que vive en una suerte de exilio sobre el techo (porque el mundo de los bajos es muy ordenado y no toques nada, niño), tiene su correspondencia con el texto de las Prosas apátridas en donde se hace referencia a la dosis de desorden que debe existir en una casa para que se pueda sentir vivo, dinámico.

 

II

Los cuentos fantásticos del autor merecen un capítulo especial. Historias como Doblaje, La insignia y Ridder y el pisapapeles, tienen a un Ribeyro más plástico.

 

III

El libro Tres historias sublevantes merece una reedición de carácter masiva. Costa, sierra y selva se ven retratados en Al pie del acantilado, El chaco, Fénix, respectivamente. El poder de evocación y la presencia de la geografía como elemento que determina el destino de los protagonistas es notorio.

 

IV

Un libro al que siempre vuelvo es Dichos de Luder. El conjunto de sabiduría que se desprende nos ayuda a liberamos de la tentación de la huachafería en todas sus variantes. Desde las acciones cotidianas hasta perspectivas más intelectuales y filosóficas.

 

Puedes encontrar más artículos de César Chambergo Rojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *