Home>Agenda>Presentan Réquiem de Mozart por Semana Santa con la Orquesta Sinfónica de Trujillo
Requiem de Mozart se pondrá en escena por Semana Santa
Agenda Trujillo Beat

Presentan Réquiem de Mozart por Semana Santa con la Orquesta Sinfónica de Trujillo

La mística Misa de Réquiem de W. A. Mozart será puesta en escena el Miércoles Santo por la Orquesta Sinfónica de Trujillo (OST) y la Coral Trujillo; bajo la batuta del maestro Espartaco Lavalle Terry.

La Orquesta Sinfónica de Trujillo, en conjunto con la Coral Trujillo, presentarán la famosa Misa de Réquiem en re menor (KV 626) de Wolfgang Amadeus Mozart este miércoles 28 de marzo en la Basílica Catedral de Trujillo. Conoce aquí los detalles del evento.

El Concierto

Tras un exitoso año 2017, la Orquesta Sinfónica de Trujillo vuelve a los escenarios con el Réquiem de Mozart junto a la Coral Trujillo que debutará en la escena musical trujillana. Esta será la primera vez en 20 años que esta obra se presenta en nuestra ciudad con músicos trujillanos.

La dirección musical del evento recae en las manos del maestro Espartaco Lavalle Terry, actual director titular de la OST. Asimismo, los maestros Yesenia Giorffino y Armando Vértiz son los encargados de la dirección de la Coral.

Para la realización de esta magna obra se contará con cerca de 90 músicos en escena, incluyendo a los cuatro cantantes solistas provenientes de cuatro distintas ciudades del país (Trujillo, Lima, Arequipa y Moquegua), estos son:

  • Cristina Conde (soprano)
  • Bettina Victorero (mezzo – soprano)
  • Alberto Orbegoso (tenor)
  • Carlos Martínez (barítono)

El concierto se llevará a cabo en la Basílica Catedral de Trujillo a las 8:00 pm. La entrada es gratuita.

La Obra

Para entender esta obra es necesario conocer qué es un Réquiem. Réquiem o Misa de Réquiem es una misa de muertos realizada para el sepelio o conmemoración de una muerte. En la época del clasicismo (época a la que Mozart perteneció) las obras eran normalmente escritas por encargo de una persona, usualmente pudiente, con un determinado plazo de tiempo para la composición de la misma; cosa que desaparecería casi en su totalidad al pasar al Romanticismo.

La composición de esta misa está cargada de un gran misticismo. La historia narra que una noche, en junio de 1791, un personaje misterioso, vestido completamente de negro, tocó la puerta del genio de Salzburgo para solicitar sus servicios para la composición de una misa de réquiem. El maestro aceptó la petición recibiendo un pago por adelantado; mas la composición de la obra se vio aplazada por la composición de su última ópera La clemenza di Tito. 

Se dice que Mozart asumió la llegada del extraño visitante como un anuncio de la misma muerte por lo que estaba seguro de que al terminar la obra también terminaría su vida.  Algunos entendidos atribuyen este comportamiento al acercamiento con la masonería del compositor austriaco que, según ciertos musicólogos, demuestra su arraigo en la temática de Die Zauberflöte, el último singspiel del austriaco.

Mozart no logró terminar su réquiem, pudiendo completar solamente las dos primeras piezas (Introitus y Kirie); las piezas de la Sequentia casi completas y las del Offertorium con el cifrado de bajo y las líneas vocales. Al momento de fallecer, el compositor había llegado al octavo compás de la Lacrimosa. El día de lágrimas había llegado. Mozart jamás pudo completar su réquiem; tal como lo presintió, las dos primeras piezas de la obra fueron interpretadas en una misa en homenaje al compositor efectuada unos días después del fallecimiento de este.

La responsabilidad de completar la obra recayó en el discípulo del compositor, Franz Xaver Süssmayr; quien se basó en las pautas que dejó su maestro para realizar dicha labor.

Bonus Track

Les dejamos la grabación de Lacrimosa, extracto de la Sequentia del Requiem en D menor de W. A. Mozart bajo la batuta del maestro Claudio Abbado.

 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.