Home>Trujillo Beat>«No le tengan miedo a leer y no peleen con la familia», Ángel Calvo, titiritero y escritor
Angel Calvo
Trujillo Beat

«No le tengan miedo a leer y no peleen con la familia», Ángel Calvo, titiritero y escritor

Ángel Calvo llegó el viernes a nuestra ciudad para presentar su mas reciente libro “El títere como herramienta pedagógica”, dirigido a todas las edades, pero especialmente dedicado a los profesores y auxiliares que trabajan con niños de inicial.

Ángel Calvo, titiritero. Reconocido en Perú por participar más de 14 años en programas de televisión como Hola Perú, Los Pimpollos y Nicolasa. Lleva más de 40 años dedicados al teatro, la narración oral y las artes plásticas. Se dedica a la escritura infantil, al teatro y la televisión junto a sus conocidos títeres. “El títere como herramienta pedagógica” es su segunda publicación bajo el sello editorial Caja Negra, la primera fue “El Libro mágico de Monky”.

Buenas tardes Ángel, un placer conversar con usted para Siente Trujillo:
– Buenas tardes, el placer es mío.

¿Cómo se inclinó por el mundo teatral?
– En un inicio estudié Derecho, pero me aburrí horriblemente y me pasé al grupo de teatro; de ahí renuncié a la carrera de Derecho y me dediqué al Teatro en Bogotá. Terminé mis estudios de Teatro en la Escuela Distrital de Teatro de Bogotá y de ahí en adelante ya no paré.

¿Pero hubo algún acercamiento al teatro antes?
– Todo inicia desde la primaria. En el colegio, mi profesor, cuando yo tenía más o menos entre 8 y 9 años, me escoge para representar a don José de San Martín y de ahí en adelante yo seguí actuando. Entonces yo pensé que tenía talento y un día encontré a mi profesor, muchísimos años después y le dije «Usted vio talento en mí cuando yo era niño» y me dijo «¿cuál talento?, tú no tienes ningún talento», como yo me crié en una comunidad indígena, me dijo «Tú eras el único niño que tenía zapatos y don José de San Martín no iba a salir sin zapatos por eso te escogimos, y no porque tuvieras talento». [risas]

¿Al inicio, usted contaba con el apoyo de su familia o amigos?
– Nunca he contado con el apoyo de mi familia, yo me fui de mi casa a los 14 años y no volví nunca más.

Nicolasa fue un personaje muy querido y recordado por los peruanos, ¿Como nació este personaje?
– Nace con la Caperucita Roja, que fue la primera vez que yo trabajé en teatro; pero después me inicie como marionetista, que es con cuerdas, y que es muy complicado. Y es ahí cuando fundo mi grupo de teatro, pero ya en la primera obra que montó con la Caperucita Roja, aparece la abuela, y a la abuela yo le pongo de nombre Nicolasa porque el cuento no tiene nombre.

¿Cómo fue su incursión en la televisión peruana?
– Cuando yo llego al Perú, en el año 2000 que venimos de Colombia, existe una productora que me ve en el parque Lima. Para esto ya me habían invitado a varios programas, pero ella me invitó a un programa y me dice si puedo ir al día siguiente, pues fui; hasta que finalmente firmé un contrato y me quedé casi 12 años en el canal del Estado.

¿Qué era exactamente el grupo teatral “La pájara gorda”?
– Hasta ahora existe. Mi grupo se llama Teatro de Títeres La Pájara gorda de Colombia. así se llama. En un inicio éramos tres colombianos que trabajábamos ahí, pero se fueron y el único baboso que se quedó está aquí [risas] y otros se fueron a París.

¿De sus numerosas obras teatrales ¿cuál es su preferida? ¿Por qué?
– De haber hecho más de 4000 funciones por lo menos en casi 30 años, mi preferida es la Caperucita Roja.

¿Cuál es la intención de su último libro “El títere como herramienta pedagógica”?
– La intención de este libro es que los niños se diviertan. Es, sobre todo, un homenaje a las profesoras de inicial porque ellas dejan a sus propios hijos en manos ajenas para dedicarse a criar niños ajenos.

¿El tiriterismo debería ser un aliado en la educación? ¿Por qué?
– Sí, en realidad sí, porque a través del teatro se aprenden muchísimas cosas.

¿Cómo ve usted a los peruanos con respecto al arte y la lectura?
– Lamentablemente el Ministerio de Cultura va por un lado y el de Educación va por otro. Si pudiéramos juntarlos en una sola cosa y tener por lo menos un ministro que haga algo por la cultura todo sería distinto; porque hasta ahora no hemos tenido ninguno que se preocupe por la cultura, empezando desde Susana Baca, hasta el último expremier Solar.

¿Cree usted que la principal causa es la falta de apoyo del Gobierno?
– No, no. Yo nunca he tenido apoyo ni del Estado ni mi familia, sin embargo no me he muerto de hambre, no me he vuelto delincuente. Me hubiera sido encantado ser narcotraficante pero me faltaron testículos para hacerlo y sería rico. [risas] Entonces me dediqué al arte.

Para finalizar, un mensaje para los jóvenes que quieran incursionar en el mundo teatral:
Que no le tengan miedo, que no le tengan miedo a leer y que no estén peleando con la familia, que hagan lo que les dé la gana y que les haga feliz.

«De qué te sirve estudiar medicina si después el título se lo regalas a tu papá y te dedicas a hacer taxi entonces no pues yo cumplí mis sueños». En su ponencia de la Feria Internacional del Libro Trujillo 2019, Ángel Calvo contó interesantes anécdotas sobre su nacimiento y su relación con su nombre y su familia. Actualmente, él se encuentra “más abocado a realizar talleres”; invitando a dar importancia en la enseñanza de la historia peruana y sus valores.

Ángel Calvo
Angel Calvo junto a su entrañable personaje, Nicolasa

Entrevista de nuestro colaborador Alejandro Quispe.

Puedes ver más entrevistas a los invitados a la FILT 2019 en Trujillo Beat.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.