Home>Trujillo Beat>José María Olórtegui, el poeta. Por César Chambergo Rojas
José María Olórtegui
Trujillo Beat

José María Olórtegui, el poeta. Por César Chambergo Rojas

El camino está siempre más lejos, es un libro de versos que se publicó en el año 2022. A la manera de un biógrafo de lo desconcertante, desde diferentes tonos, el autor construye un poemario vital. En Olórtegui Huamani no hay tiempo para la contemplación, lo hay para indagar sobre los vacíos del alma. Conceptos como la madrugada, la noche, la oscuridad (en diferentes contextos, desde lo temporal hasta lo espiritual) se nutren del paisaje para generar yo poéticos de extrañas certezas; ejemplo notable es esta breve composición: 

DESCUBRIMIENTO  

NO IMPORTA dónde esté tu paso / ahí crece la yerba  // yo quiero estar donde está tu alma / si es ahí donde estará / el esperado ayer de tus ojos  

El poeta utiliza el paisaje de su natal Ayacucho (en EXPIACIÓN nos dice: HE RECORRIDO mis pasos  / esta tarde / buscándome /  me he perdido / y me he encontrado / lejos del olvido / en el camino de los ríos / donde desde mis entrañas / y con la lluvia / la yerba infatigable / vuelve a nacer conmigo). Pero el paisaje es un símbolo de carácter universal, más cercano a la Ítaca de Cavafis que a la mera referencia. Su poética es un diagnóstico del dolor en sus diversas facetas, pero hay atisbos de una felicidad que, acaso, llega tardíamente o está presente, rondando los sentidos de la soledad, desde “las ventanas de la noche” y los amaneceres cuyas cortezas tienen otro tono de poesía. 

El poema que da título al libro es una composición de marcado tinte autobiográfico. Sus sentencias (el hambre y el dolor / los caminos / las montañas y el mar / sostuvieron mi existencia en el azar –tarde lo llegué a saber–), el aliento vallejiano (hay quienes están muertos sin saberlo  / de nostalgias repetidas) y la radiografía de cada década de su existencia en las sucesivas estrofas, expone los grandes logros que, a la manera de Charles Baudelaire, pone “su corazón al desnudo” y es el gran aporte de este trabajo poético a la poesía peruana actual. La presencia de múltiples elementos de la naturaleza, es pues, una metáfora de los estados espirituales, aquello que solamente pueden ser vistos por la enorme sensibilidad de quienes han poetizado las estructuras del alma;  José María Olórtegui es un poeta que ha descubierto su secreto.

Puedes encontrar más artículos de César Chambergo Rojas.

José María Olórtegui
José María Olórtegui

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *