Home>Trujillo Beat>«Ribeyro es un autor clásico, a 25 años de su muerte se mantiene viva su obra», Jorge Coaguila, escritor
Jorge Coaguila
Trujillo Beat

«Ribeyro es un autor clásico, a 25 años de su muerte se mantiene viva su obra», Jorge Coaguila, escritor

Todo amante de la literatura conoce la obra de Julio Ramón Ribeyro y todo amante de la literatura riberyana ha soñado con conocerlo. Jorge Coaguila es uno de ellos y, quizá, el hombre más afortunado a quien Ribeyro, a pesar de su timidez, le permitió ingresar en su universo reflexivo… un universo raro e irónico, como sus inmortales personajes.

Hay muchas razones para recordar a Ribeyro, basta con leer sus prolíficas prosas, merodear por las ciudades que descubrimos en cada uno de sus escritos urbanos y reírnos de cada personaje curioso. Jorge Coaguila tiene la capacidad de dejarnos aún más razones para recordar al «Flaco».

Hace más de una década que Ribeyro nos dejó pero su legado está más vivo que nunca y quien mejor que Coaguila para contarnos la vida detallada del maestro.

Jorge Coaguila
Fotografía: José Cieza

Usted siempre dice que las entrevistas tienen que ser distintas ¿Cuál es el secreto de la entrevista para Jorge Coaguila?

Investigar muchísimo, siempre hay vacíos, contradicciones que uno puede resaltar del autor. Hay que recordar que estamos escribiendo o trabajando para un público que quiere conocer más al personaje, descubrir acerca de él es importante desde la investigación.

Ribeyro antes de morir decía que las personas tenemos muchas personalidades ¿Con cuál personalidad de Ribeyro se queda?

Era una persona sumamente reflexiva, inteligente, tenía un humor que compartía con un círculo cercano, rehuía la multitud, era una persona tímida, insegura, era una persona físicamente muy delgada y estaba muy maltratada por las operaciones… entonces eso le había golpeado duramente. Me quedo con el Ribeyro reflexivo.

El solitario…

Sí, porque vivía sin familia, en su departamento de Barranco, frente al mar, fumando. Esa es la imagen que yo me quedo.

Ribeyro también decía que los autores de ahora se van a inclinar más por lo autobiográfico, algo así como Truffaut en el cine. ¿Cree que la literatura autobiográfica es la literatura de hoy en día o la literatura del mañana?

Yo no apuesto ni sugiero que la gente practique cierto tipo de literatura. En efecto, hay una presencia enorme por escribir sobre uno mismo. Es una literatura que algunos señalan autobiográfica, entonces algunos dicen que es el autor mirándose al ombligo y se aleja de los grandes problemas actuales. Por ejemplo, la pobreza, la falta de interés por la ecología. 

Son graves problemas que nos atañan ahora , pero sí, ahora todo el mundo le gusta escribir sobre su abuelo, su vida, su paso sobre la universidad y sus relaciones personales con amigos. Eso es bastante notorio, no solamente en la literatura peruana, sino en general.

Algo así como Ribeyro, como bien usted lo mencionó, que el 90% de sus cuentos son autobiográficos o tienen mucho de él. Entonces, hay una necesidad de comunicar lo nuestro a través de la literatura.

Sí, Ribeyro sacó de la manga toda su vida, la llevó a la literatura. Algunas anécdotas de su barrio, de su familia, muchos parientes se encuentran retratados en sus cuentos y sus novelas.

¿Por qué leer a Ribeyro?

Principalmente porque es un gran escritor ¿Y cómo es un gran escritor?, una persona que transmite sensaciones, te motiva a pensar. Hay momentos en que me río, por ejemplo Tristes querellas en la vieja quinta me motiva a reírme. Hay reflexiones cuando leo Silvio en el rosedal o me pongo muy triste cuando leo Al pie del acantilado, aquel padre que no tiene dónde vivir y se queda sin casa ni lugar, va poco a poco huyendo de la ciudad y se queda frente al mar en un acantilado en unas esteritas, me emociona. Entonces, para conseguir esa emoción hay que trabajar duro, tener pericia, manejar un lenguaje acertado, poner las palabras adecuadas, los diálogos tienen que ser precisos. 

Ribeyro es un autor clásico, ha pasado 25 años de su muerte y veo que se mantiene viva su obra.

Jorge Coaguila
Fotografía: Jorge Coaquila en el lente de José Cieza

¿Hay algo con lo que se siente  insatisfecho de no haber conocido de Ribeyro?

Sí, sin duda, cada vez veo que hay cosas que me gustaría haberle preguntado. 

Hay muchos momentos en los que necesito alguna opinión, una persona muy inteligente como le digo, eso es lo que más rescato de él. Era una persona sensible, inteligente. Cuando hablaba era para decir cosas interesantes .

Claro, pero no solamente de él, también ha hecho una recolección de entrevistas escogidas de Mario Vargas Llosa, Alfredo Bryce Echenique. De todos estos personajes ¿Qué es lo que aún le falta descubrir?

Bueno, Vargas Llosa todavía no nos ha dejado, sigue produciendo, nos sorprende con declaraciones. Su vida personal es un misterio. Así que estamos en esa búsqueda.

¿Y Bryce?

Bryce es un escritor importante que ha caído un poco en el descrédito después de haber sido acusado de plagio. Su obra, ahora, merece menos atención que antes.

Si Ribeyro estuviera vivo ¿Qué cosa le diría?

Tendría 90 años y le diría, qué cosas podría publicar de su diario personal, porque hay cosas que él ha dejado y todavía son inéditas, no se han publicado. Espero que se haga pronto, me interesaría mucho conocer acerca de su situación política porque era un búho observador.

Cambiante también

Sí, como muchas personas.

Con una palabra ¿Cómo lo define a Ribeyro?

Sabio.

Para finalizar, ¿cómo le gustaría que recuerden a toda esta vida periodística a la que usted se ha dedicado?

Me gustaría que me recuerden como un difusor de la obra de estos grandes escritores, que digan que he tratado de divulgar sus pensamientos, su trabajo, sus libros. Esa es la función que creo que he tenido como divulgador.

Ribeyro, en la última entrevista que le realizó, le dijo: “Por haber sido un investigador incesante de su obra en vano”.

Sí, lo que ocurre es que, no sé si era falsa modestia o realmente pensaba así. Es como clásico, me dijo: “Le prestas demasiada atención a lo que yo hago”, y yo le dije, que a mí me parecía un escritor importantísimo y que no me parecía perder el tiempo. 

Disfruté mucho, disfruto mucho cuando leo su obra y encuentro pistas, cosas , entonces éso ha marcado un poco mi rumbo de investigación.

¿Algo más que quiera decir?

Bueno, que cada vez que vengo a Trujillo la paso muy bien, estrecho la mano de buenos amigos, conozco nuevos lectores y estoy en conversación con la gente que lee mi trabajo. Siempre me motiva a centrarme más en ello, a superarme y espero que siempre sea así.

Aquí puedes encontrar Ribeyro, la palabra inmortal, de Jorge Coaguila.

Más entrevistas en nuestra sección Trujllo Beat.

Entrevista de nuestra colaboradora Carmen Vásquez Uriol.

Fotos: José Cieza

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.