Home>Trujillo Beat>Hugo Velazco desde un bonsái. Por César Chambergo
Hugo Velazco
Trujillo Beat

Hugo Velazco desde un bonsái. Por César Chambergo

Conocí a Hugo Velazco Flores en una de las ediciones del Festival de poesía de Lima (2016). Él leyó, entre otros poemas, textos de su poemario Habitante terrestre. Por entonces yo desconocía su faceta de narrador.

En el año 2018se hizo acreedor del primer puesto del Cuento de las mil palabras (revista Caretas) con El bonsái Kobayashi, notable relato de corte fantástico. Encontré cierto paralelismo con un cuento de Julio Cortázar, Axolótl. En ambas historias aparecen como protagonistas dos niños que tienen una gran pasión por lo pequeño y elemental en la naturaleza; el bonsái y el ajolote, estéticas en miniatura, tienen la capacidad de conmover desde el silencio, desde una atemporalidad que tiene ribetes de poesía. Tanto Hugo Velazco como Julio Cortázar, para crear las atmósferas de contemplación, aportan pasajes de alto vuelo lírico; en el peruano, una estética oriental; en el argentino, una azteca (espíritu náhuatl).

El final de ambas ficciones, la conversión “ante nuestros ojos” tienen una calidad incuestionable. La literatura fantástica proveniente del centro del país (Huancayo) tiene en Hugo Velazco Flores a uno de sus pilares. Y es grato saber eso.

Puedes encontrar más artículos de César Chambergo Rojas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *