Home>Trujillo Beat>Héctor Acuña Peralta: «La organización del Concurso de Marinera no debe estar en manos de una sola familia y una sola persona»
Héctor Acuña Peralta
Trujillo Beat

Héctor Acuña Peralta: «La organización del Concurso de Marinera no debe estar en manos de una sola familia y una sola persona»

El congresista Héctor Acuña Peralta aboga por la ampliación del Concurso Nacional de Marinera y aborda desafíos como el cableado aéreo en desuso y la falta de transparencia en la gestión pública.

En una detallada entrevista el congresista por La Libertad, Héctor Acuña Peralta, comparte su visión y propuestas legislativas para fortalecer la conservación del patrimonio cultural peruano en Trujillo. Se refiere a la importancia de que la marinera, patrimonio cultural de todos los peruanos, sea organizada por múltiples actores y no por una sola familia.

Además, Héctor Acuña Peralta aborda la problemática del cableado aéreo en desuso. Subraya la necesidad de que las empresas de telecomunicaciones sean más coherentes con la población. Respecto al actual sistema de pensiones administrado por las AFPs, sugiere que necesita una reforma para ser más justo con los aportantes. A continuación la entrevista completa.

Siente Trujillo: ¿Me podría hablar sobre su propuesta de ley que tuvo en el Concurso Nacional de Marinera, por favor?

Héctor Acuña Peralta: En realidad, nosotros tenemos varias leyes, varios proyectos de ley que todavía están en comisiones. Están en proceso. Con relación a este proyecto de ley, estamos buscando que realmente la marinera se mantenga como Patrimonio Cultural. Realmente, es un patrimonio cultural que nos corresponde a todos los trujillanos, que nos corresponde a todos los peruanos y buscamos que esta organización pueda ampliarse. Esta organización no solo debe estar en manos de una sola familia y una sola persona, sino que el Instituto Nacional de Cultura, a través de la Dirección de Cultura, puede organizarlo.

La Municipalidad, a través de su dirección de Educación, puede organizarlo; el Gobierno Regional también puede ser un actor. Hay varios actores, pero lo importante es que todos los beneficios que se logren realmente deben quedarse para el desarrollo de la población. No es posible que, pese a ser patrimonio de todos, ni siquiera paguen impuestos y que sea solo para una familia.

¿Me podría hablar sobre los principales objetivos y actividades programadas durante su semana de su representación?

Nosotros buscamos que nuestra Semana de Representación sea una semana de solución de problemas para Trujillo. Buscamos realmente despertar en nuestras autoridades la conciencia de que sí se pueden lograr cosas, que es posible trabajar de forma coordinada. En mi caso, la voluntad está presente para ayudar, colaborar, sin protagonismo.

Tenemos problemas en Chan Chan, problemas en la beneficencia pública de Trujillo, problemas en Sedalib, problemas en la municipalidad. Y, por no decirlo, en todos los sectores hay un sinfín de problemas. Curiosamente, vemos en nuestras autoridades que no les gusta transparentar los problemas, no les gusta informar sobre los problemas. Y una de las cosas que también observamos es que no les gusta compartir con profesionales de diferentes edades, especialidades y tiendas políticas. Únicamente se enfrascan en su grupo más cercano y de ese grupo no salen, a pesar de que realmente no les suman. Hay profesionales de todo tipo.

¿Qué avances hay respecto a Sedalib?

En Sedalib, por ejemplo, vemos proyectos que vienen del Ministerio de Vivienda. Hay un proyecto relacionado con el problema del agua y el desagüe que conocemos y vivimos diariamente. En algunos lugares, como centros poblados, la gente tiene que cargar agua en cisternas, cilindros y baldes, enfrentándose a enfermedades como el dengue. La base fundamental para la salud está en la limpieza, la higiene, y el agua. Ahora, vemos problemas.

Nosotros buscamos, por ejemplo, que Sedalib, de alguna forma, supere algunas de sus limitaciones que el Ministerio de Vivienda no les permite resolver. ¿Por qué? Porque no saben reclamar, no saben identificar los cuellos de botella. No tienen la capacidad, muchas veces, de decir las cosas como son. Muchos aplauden y poco dan a notar sus necesidades primordiales.

¿Qué acciones inmediatas planea tomar para abordar las preocupaciones más urgentes en La Libertad?

Mira, nosotros siempre venimos con una agenda elaborada, venimos con una programación. Hacemos nuestro trabajo previo, porque una semana de representación no es solo venir y estar en la ciudad haciendo presencia. Nosotros, cuando estamos frente a un problema, si es el ministro de Cultura quien debe venir, que venga. Que venga el contralor, si no son directamente los máximos representantes, pero que vengan personas con capacidad de decisión o personas que de alguna forma pueden entender el problema y llevar este problema a Lima.

Cuando se trata de vivienda, muchas veces la ministra no viene porque también hay que entender que los problemas son nacionales, pero tienen que venir personas que conocen el tema. En este caso, por ejemplo, estamos invitando a un representante del Ministerio de Vivienda para ver proyectos de inversión. ¿Cuántos proyectos de inversión tiene Sedalib? ¿Qué problemas tienen para no ejecutar? Porque muchos dicen: «Mira, tenemos dinero, pero no podemos invertir porque hay alguna normatividad que no nos lo permite». Por eso hay un trabajo previo para venir.

¿Me podría hablar sobre la implementación de la Ley 31595 sobre el retiro del cableado aéreo en desuso?

Claro. Mira, es un proyecto de ley que hemos venido luchando. Este proyecto de ley no viene de mi gestión. Hemos recogido una iniciativa que viene de años, porque estas empresas telefónicas tienen creo que 30 años. Es un problema muy grave; a donde tú vas, a medida que las ciudades son más grandes, hay más problemas porque tienen más usuarios. En este caso, esta ley obliga a las empresas concesionarias, a estas empresas de telecomunicaciones, a las empresas que tienen que ver con la energía eléctrica, para que puedan retirar el cable en desuso, porque sabemos que la cantidad de cables equivale mínimo al 50%, y lo más grave es que lo dejan como quieren, usan la propiedad privada como quieren. No solo es la pública; no solo ves los cableados en las avenidas, calles y azoteas.

No sé si te pasa a ti en tu propiedad, pero anda a ver la cantidad donde las familias quieren sacar su ropa, quieren tomar sol, quieren ingresar. Ya no pueden. Pero, ¿por qué se da esto? Porque realmente tenemos un Estado que no se preocupa, un Estado muy débil a través de todos los gobernantes. Porque acá, mira, los alcaldes tranquilamente podrían decir: «No te doy la autorización mientras no me resuelvas esto». Y ahora tienen todas las reglas a favor para exigir. Esperemos que realmente durante estos dos años que la ley obliga para que retiren, podamos ver ciudades más limpias, ciudades realmente transformadas. Y sin costo para el Estado, sin costo para el usuario, porque nosotros ya hemos pagado por años, hemos pagado hasta el mantenimiento que está incluido el retiro.

¿Cuál cree que sería el principal reto para las empresas de telecomunicaciones?

Mire, yo creo que el principal reto es pedirles que sean más coherentes y consecuentes con la población. Que de alguna forma no solo piensen en los ingresos, no solo piensen en su bolsillo. Ellos deben ser más consecuentes con la población que año tras año les da ingresos, les hace crecer empresarialmente. Realmente, ellos únicamente deben ser consecuentes.

¿Cuáles son las principales iniciativas y proyectos que está impulsando desde la Comisión de Cultura para promover y preservar el patrimonio cultural del Perú, y sobre todo en Trujillo?

Nosotros, dentro de la Comisión, buscamos, como tú lo dijiste, conservar, preservar, valorar todo nuestro gran patrimonio. A través de este gran patrimonio, que es a nivel nacional, como país podemos recibir más turismo, tener más ingresos, no solo vivir de la minería, de la agricultura, de la pesca, sino también de la cultura. Tenemos un gran patrimonio, realmente, éso es lo que nuestras autoridades no ven. Nuestra comisión siempre ha dicho que tiene que ser una comisión que ayude a reactivar la economía, que ayude a tener ingresos y que realmente seamos un país referente. No valoramos lo que tenemos, una gran riqueza como patrimonio cultural, no solo material, sino también inmaterial. Tenemos nuestras danzas, nuestro folklore, nuestra música, nuestra artesanía, y muchas veces nuestras autoridades prefieren solo gastar en cemento y ladrillo.

¿Existen algunas estrategias de la Comisión de Cultura para fomentar la participación de los jóvenes en actividades culturales y artísticas?

Claro. Mira, nosotros tenemos ya un proyecto de ley que está en el pleno del Congreso y en la mesa directiva, donde estamos exigiendo mayor participación de los artistas en los canales de televisión, en las radios y en todas las actividades culturales. Realmente vemos que muchas veces damos preferencia a los artistas internacionales y no a los nacionales. Con ese proyecto creo que vamos a valorar a todos nuestros talentos.

¿Congresista, Héctor Acuña Peralta, cuál es su opinión personal sobre el actual sistema de pensiones administrado por las AFPs en el Perú?

Mira, es un tema que viene de larga data. Creo que es un sistema que quizás en un momento fue diseñado con buena intención, pero con el tiempo no ha venido funcionando. Hay una inequidad donde los recursos de cada uno de los aportantes no reflejan una rentabilidad real, y esa rentabilidad solo la llevan estas empresas aseguradoras que están conectadas con los bancos. Realmente, nuestros aportes alimentan a los más grandes y no vemos reflejado que podamos recibir una contraprestación justa.

Entrevista: Paul Rodríguez

Puedes encontrar más entrevistas en Trujillo Beat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *