Home>Trujillo Beat>“Espero que en Trujillo haya una nueva generación de cineastas”, Hugo Valdez, director del Festival de Cine de Trujillo
Trujillo Beat

“Espero que en Trujillo haya una nueva generación de cineastas”, Hugo Valdez, director del Festival de Cine de Trujillo

La participación de Hugo Valdez en la promoción del cine peruano, le ha traído más de un reconocimiento. Entre ellos el Premio Nacional de Gestión Cultural para el Cine y el Audiovisual por el Ministerio de Cultura en el año 2013 y 2014, Premio Nacional para la Formación Cinematográfica 2017 y Finalista con el proyecto de largometraje Extorsiones, en el Festival de Cine Pobre de Gibara Cuba.

La figura de Hugo Valdez es la de un hombre sencillo. Sus gafas oscuras le dan un toque relajado, la frescura que tiene para dejarse fotografiar hace que el lobby del hotel Colonial se preste a como él llama “una película de cine”.

Nacido un 10 de julio de 1975. Su papel protagónico como Director General del Festival de Cine de Trujillo, lo convierte en uno de los principales difusores del cine peruano en nuestra ciudad, que persiste hasta hoy.

¿En qué momento de su vida decidió hacer cine?

De pequeño, cuando estaba en el colegio ya para la pre, me gustó bastante. Pero no pude estudiar cine por cuestiones económicas, así que estudié en Trujillo Ciencias de la Comunicación en la Universidad Privada Antenor Orrego.

¿Cuál fue la primera producción que realizó?

Cuando egresé de la universidad estrené un cortometraje con Fernando Bacilio y Sergio Galliani”En el vientre de la noche”. Después participé en Lima en un taller con Armando Robles Godoy. También trabajé en un largometraje con Aristóteles Picho y Gustavo Bueno, ”Ángeles Salvajes”. Esa ha sido mi participación, luego me he dedicado a difundir el cine peruano.

¿Cuáles son las principales temáticas que usted trata de proyectar en sus cortos?

La realidad, uno de los cortos que hice trata acerca de los mitos del Valle Chicama, otro sobre el terrorismo, luego el documental fue sobre la delincuencia en Trujillo. Ahora los proyectos que tengo sobre largometraje, uno es sobre las extorsiones. Otro es acerca del desarrollo de Trujillo, todo avanza; sin embargo siguen personas en la pobreza y no logran el desarrollo que queremos.

¿Cómo así surgió la idea de promover el cine a través de festivales?

Conocí a un amigo en Lima que trabajaba en una productora para Pancho Lombardi, me dijo que estaba buscando en Trujillo un amigo que promocione películas peruanas. Entonces por ahí comencé a promocionar el cine peruano y luego dije, por qué no traer a cineastas que enseñen en Trujillo, traerlos para que dicten talleres, sumado a la proyección de películas peruanas; así que mejor dije: hay que hacer un festival. Finalmente el Ministerio de Cultura convocó a un concurso para temas de cine, postulé a ese fondo, se ganó y con éso se realizó el primer festival de cine.

A diferencia de los anteriores festivales este último ha sido el más descentralizado que se ha tenido ¿De qué manera ha repercutido en el público?

Hay expectativas en un público fuera de Trujillo. A veces nos quejamos que todas las actividades culturales están centralizadas en Lima, eso es cierto; y cuando las descentralizamos en nuestra región se convierte en otro centralismo porque siempre es Trujillo, estamos copiando lo que tanto criticamos. Entonces la idea del cine es descentralizarlo no solo en Trujillo sino en toda la región, como el ande liberteño.

Se pueden realizar muchos festivales, sin embargo la asistencia es poca. ¿Qué se está haciendo para promover la participación del público?

Estamos trabajando para eso, de estos cuatro festivales donde hemos tenido mayor cantidad de gente fue en el segundo. Hemos hecho una estrategia para este año, el objetivo es llevar doscientos espectadores por cada función.

Usted como productor ¿Qué opina de la calidad cinematográfica en Trujillo?

Tenemos dos realidades, que es muy buena y que nos falta mucho. La calidad se centra en un grupo reducido de cineastas. Las producciones de provincia siempre tienen una deficiencia en la cuestión de iluminación, foto, sonido y arte.

¿Qué le falta a una producción trujillana para que sea estrenada a nivel nacional?

Falta el trabajo de guión, cuestiones técnicas, presupuesto. Las producciones de Trujillo no cuentan con el nivel técnico de calidad, también falta una cuestión de humildad. Si quieres hacer cine tienes que ser humilde, tienes que saber que si vas a hacer corto, te van a criticar; pero acá no, son muy pretenciosos, se cierran y no quieren cambiar. Lo que falta en Trujillo es una nueva generación de cineastas, que la gente se decida, corra riesgos y no busque la perfección. Aunque salga mal, hay que hacerlo, la idea es ir mejorando.

¿Qué otras acciones a parte del festival se deberían ejecutar para poder desarrollar una cultura cinematográfica en Trujillo?

El cine puede mostrarse a través de múltiples actividades; puedes aplicarlo en el colegio, programas de prevención, talleres, en las mismas empresas. Lo que pasa es que todavía al cine no lo entendemos como una herramienta que contribuye al desarrollo de la comunidad, sino como un mero espectáculo.

¿Qué otras producciones cinematográficas viene realizando?

“La Petición de Augusto”, “Viejo lobo de mar”. La primera está pasando por una etapa de edición y la segunda aún está en etapa de grabación.

Para finalizar ¿Qué expectativa tiene del cine trujillano?

Tengo mucha expectativa para que se presenten más trabajos, para este año pensamos realizar un concurso de cortos solo trujillanos. Y espero que en Trujillo halla una nueva generación de cineastas; ya es tiempo de que Trujillo nuevamente suene en Lima y en otros festivales.

Entrevista y fotos de nuestra colaboradora: Carmen Vásquez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.