Home>Gente Emprendedora>«Pude hacer, de lo que tanto me gustaba, mi propio emprendimiento», Alejandra Sánchez Solórzano
Alejandra Sánchez Solórzano
Gente Emprendedora Trujillo Beat

«Pude hacer, de lo que tanto me gustaba, mi propio emprendimiento», Alejandra Sánchez Solórzano

Alejandra Sánchez Solórzano, es una emprendedora trujillana a la que vale la pena seguir de cerca.

Hace 5 años empezó con esta aventura que desde niña la perseguía. Alejandra Sánchez Solórzano ha demostrado un gran poder de transformación y habilidad para emprender. Es tímida, pero al mismo tiempo es de aquellas personas a las que la pasión y las ganas de trabajar la desbordan.  Esta es su historia, que te invitamos a leer para obtener ideas e inspirarte.

¿Cómo nació esta idea de negocio?

Alejandra tenía la idea de tener un negocio propio y ser su propia jefa. Esto la incentivó a convertir de su pasión a lo que hoy es su trabajo. “Siempre me ha gustado la repostería, desde niña. Vi que tenía potencial para realizar tortas y dije: yo puedo hacer que lo que tanto me gusta sea mi trabajo”, nos cuenta Alejandra.

Otra de las razones que la motivó a emprender fue trabajar desde casa, puesto que, Alejandra tiene dos hijos. Ella no quería trabajar en una empresa donde tenga que estar 8 horas afuera de casa y descuidar a sus hijos, que aún eran unos niños. “En ese momento es donde comienzo a pensar y crear ideas de lo que podía hacer desde mi casa. Yo necesitaba hacer algo que me genere dinero, entonces me pregunté; ¿qué es lo que sé hacer? Al instante se me vino a la cabeza la idea de preparar tortas”, nos explica Alejandra.

Empezó de cero, ella iba aprendiendo en el camino y a la vez, se iba perfeccionando. Nos cuenta que al principio sus clientes eran su círculo de amistades. También nos cuenta que con las primeras tortas no veía ganancia, pues lo utilizaba para comprar insumos y materiales como los moldes, cortadores, cuchillos, mangas, entre otros materiales para un próximo pedido. De esta manera, Alejandra Sánchez Solórzano fue creciendo con su emprendimiento, hasta que se animó a crear su página de Facebook y posteriormente la de Instagram, a las cuales le colocó el nombre de Apple Cake.

Alejandra Sánchez Solórzano

Apple Cake

El emprendimiento comenzó con tortas, luego ampliaron su carta ofreciendo postres enfrascados, bocaditos y cupcakes. Asimismo, uno de los productos más solicitados son los postres enfrascados, estos postres son caseros y se preparan con diferentes frutas de estación como fresa, arándanos, maracuyá y limón. También ofrecen tortas de masa elástica y en frosty. “Empecé a realizar postres como detalles, mini tortas de graduación y cup akes para aniversarios. Todo ello como un detalle para entregárselo a alguien especial. Nos encargamos de personalizar hasta la bolsa o caja donde entregaremos su pedido”, nos comenta Alejandra.

Así es como inició Apple Cake, cada vez teniendo más pedidos y mejorando continuamente en los detalles.

Alejandra Sánchez Solórzano

¿Cómo ha afectado la pandemia por la Covid-19?

El inicio de la pandemia fue un reto para la marca, ya que se acabaron los eventos donde brindaban catering, como matrimonios y quinceañeros. Nos cuenta Alejandra que mayormente tenían los fines de semana copados de eventos. Apple Cake tuvo que restructurarse y abocarse a vender tortas ya no para locales sino para casas. A la vez, comenzaron a crear nuevas ideas y enfocarse en días festivos para aprovechar y vender mini tortas como detalle o regalo.

Valor agregado

Lo que busca Apple Cake es fidelizar a sus clientes, de tal manera que ellos mismos se encargan de ir personalmente a entregar sus productos. Además, los clientes no pagan un valor extra por el delivery, pues ya está incluido en la cotización entregada. Lo que no quieren es que sus clientes estén preocupados en mandar una movilidad o ellos tengan que ir hasta el taller a recoger sus pedidos. Por ello, Apple Cake llega hasta la puerta de tu casa. “Los productos llegan intactos y puntuales, tratamos de tener esa familiarización de entregar personalmente los pedidos, en las manos de nuestros clientes, por eso, creo que nos vuelven a buscar”, nos explica Alejandra.

El emprendimiento también crea una conexión con el cliente al escuchar sus propuestas y brindar un producto que cubra y cumpla su necesidad. Se preocupan en los más mínimos detalles para que el producto que vendan sea personalizado.  De esta manera, brindan un producto de calidad y con buena apariencia, ya que lo estético es muy importante en este tipo de negocio.

Alejandra tuvo muy en claro cuáles eran sus fortalezas y las potenció para crecer junto a su emprendimiento. ¡Tú también puedes lograrlo!

Aquí puedes encontrar más Gente emprendedora de Trujillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *