Home>Digital Tru>«El único empoderamiento real es la facultad de equivocarte», Gonzalo Galdós Jiménez, vicepresidente de Futura Schools
Gonzalo Galdós Jiménez
Digital Tru Trujillo Beat

«El único empoderamiento real es la facultad de equivocarte», Gonzalo Galdós Jiménez, vicepresidente de Futura Schools

El vicepresidente de Futura Schools, Gonzalo Galdós Jiménez, participó en el 30º Encuentro Empresarial del Norte. Explicó que en el Perú tiene que incluirse aún más la educación online, pero sin sustituir la presencial.

Gonzalo Galdós Jimenez resalta la importancia de los profesores en el aula, quienes deberían impartir enseñanzas desde problemas y retos, para así crear pensamientos críticos en los alumnos, quienes finalmente se encargarán de resolverlos.

Describió la necesidad de desarrollar las enseñanzas desde el planteamiento mencionado porque, a su juicio, los millennials tienen un grave problema de motivación, el cual se originó en la generación de los padres, quienes se esforzaron por aliviarles infinidades de problemas, y ahora a los jóvenes les cuesta tener motivaciones.

En este sentido, calificó como importante la inclusión de la tecnología en la educación. El fin es instruir de esta manera a los nativos digitales, que son especialistas en el uso de Internet y las plataformas digitales.

Siente Trujillo: ¿Qué tanto se está invirtiendo en la educación online en el Perú?

Gonzalo Galdós Jimenez: Están empezando a invertir mucho más, pero es difícil invertir cuando tenemos una ley en educación superior que limita las experiencias de aprendizaje virtual y online, a solo un 50% de la currícula. Es absurdo. Creo que es el único país en el mundo donde se limita, cuando se podría tener un porcentaje más alto. Así como las experiencias que nos han contado los expositores, donde se puede usar la realidad aumentada, dispositivos móviles, simulaciones, sistemas expertos, inteligencia artificial, entre otros.

La experiencia virtual puede ser más intensa incluso que la experiencia presencial ¿Entonces cuál es el propósito de limitar al 50% la currícula de educación online? Eso es parte de una idea retrógrada, de cómo debe ser la educación. Tan retrógrada como pensar que la educación en el Perú se soluciona construyendo colegios.

¿A qué se debe esta idea retrógrada?… ¿Decisiones gubernamentales?

No, creo que es un tema generacional. Hemos sido educados de una forma y actualmente los niños y los jóvenes requieren ser educados de una forma totalmente distinta. Estamos viviendo esa brecha generacional que no podemos absorber y no podemos entender, entonces como no podemos entender es muy difícil que nosotros podamos educar a nuestros hijos; por eso necesitamos de una generación mucho más joven que sea nativa digital educando a nuestros hijos, y no pretendiendo que los eduquen profesores del siglo XX.

Usted menciona la inconformidad existente por parte de empleadores a la hora de captar personal. ¿Por qué cree que existe esa insatisfacción entre empleadores y postulantes?

Lo que queda claro es que los empresarios no se pueden quedar esperando a que las instituciones educativas mejoren el perfil de los egresados por cuenta propia, porque eso no va a pasar. Entonces, los empresarios tienen que involucrarse en influir en los cambios en la currícula, y en el perfil de competencia de los egresados del sistema educativo; porque de lo contrario se compromete el flujo de talentos y competitividad dentro de sus organizaciones.

Por otro lado, las instituciones educativas se tienen que comprometer a establecer acuerdos con las empresas privadas; se busca así que parte de la experiencia laboral sea trasladada a las aulas de clases, antes de que los alumnos terminen el sistema educativo. De no hacerlo, creo que estamos comprometiendo nuestro futuro como nación.

Usted cuestiona la penalización en el ámbito laboral cuando los empleados comenten errores ¿Por qué?

Es terrible, estamos acostumbrados a que los buenos gerentes o ejecutivos penalicen los errores; entonces cuando penalizan a los empleados no es que los errores desaparecen, sino que los errores empiezan a ocultarlos. Si me van a castigar por cometer un error, entonces prefiero que no lo sepan. Es preferible conocer cuáles son los errores y lidiar con las consecuencias, en vez de no conocerlos.

El único empoderamiento real es la facultad de equivocarte. Nuestra generación no le ha permitido a nuestros hijos equivocarse; y por eso los hemos formado muy débiles en cuanto a resiliencia y capacidad para enfrentar los problemas. Se tienen que enfrentar los problemas.

Gonzalo Galdós Jiménez

Entrevista de nuestra colaboradora Yasmielen Beatswine

Fotos: Cortesía Cámara de Comercio

Puedes ver más entrevistas en Trujillo Beat.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.