Home>Trujillo Beat>Un documental sobre el Tuno muestra su entorno familiar y sus curaciones
Trujillo Beat TV Trujillo

Un documental sobre el Tuno muestra su entorno familiar y sus curaciones

La curandería esta acá -dice el Tuno señalando su cabeza con el dedo índice- si no hay esto, no hay nada.

Eduardo Calderón Palomino, el Tuno, fue uno de los curanderos más importantes del norte peruano y muchos aún no han escuchado de él. Vivió prácticamente toda su vida en el balneario de Las Delicias, donde trabajaba como pescador, escultor y utilizaba sus habilidades chamanísticas para sanar a quienes el mal los perseguía.

Douglas Sharon, antropólogo norteamericano, conoció a Eduardo cuando trabajaba como restaurador en Chan Chan. Motivado por las impresionantes habilidades curativas y gran conocimiento de el Tuno decidió registrar la historia de este personaje al cual las personas le confiaban su futuro y salud.

“La magia es un término que no debe existir. No hay que confundir”, esta es una de las frases que El Tuno utiliza dentro del documental para explicar que la gente se equivocaba al pensar que practicaba brujería y tachaban su trabajo de adivinación o hechicería.

Lo cierto es que el Tuno no era un improvisado, estudió los poderes curativos de las hierbas y su tratamiento; además de tener un gran conocimiento sobre la parapsicología, podía ver el aura de las personas y, a través de la energía que el cuerpo emanaba, interpretar los males de la persona.

Este documental dura aproximadamente una hora; además de conocer la historia de el Tuno, podrás ver a Trujillo en el año 1977. Si nunca presenciaste una sesión de sanación chamánica, aquí podrás ver parte de ella; desde que El Tuno compra los ingredientes, entre ellos un san pedro; lo preparan y lo absorben a través de la nariz. Un documental recomendado, que no solo trae historia, también costumbres y creencias.

Leave a Reply