Home>Trujillo Beat>Análisis comunicacional del discurso del alcalde Arturo Fernández Bazán
Arturo Fernández Bazán análisis de discurso político
Trujillo Beat

Análisis comunicacional del discurso del alcalde Arturo Fernández Bazán

El caudillismo y el señalamiento de enemigos como estrategia de comunicación política del alcalde de Trujillo Arturo Fernández Bazán

demagogia 

Del gr. δημαγωγία dēmagōgía. 

  1. f. Práctica política consistente en ganarse con halagos el favor popular.
  2. f. Degeneración de la democracia, consistente en que los políticos, mediante concesiones y halagos a los sentimientos elementales de los ciudadanos, tratan de conseguir o mantener el poder.

Fuente: Diccionario de la Real Academia Española 

 

En el escenario de la política mundial, las primeras décadas del siglo XXI hemos sido testigos del enorme impacto generado por los discursos populistas y de cómo estos se han visto reforzados por propuestas exacerbadas que rompen el formalismo y, algunas veces, las reglas democráticas. 

Personajes políticos como Donald Trump, Jair Bolsonaro, López Aliaga, Santiago Abascal, Boris Johnson, Pedro Castillo, han logrado victorias electorales gracias a ese tipo de discurso. Trujillo no ha escapado a esa tendencia en la escena política y ha visto como el discurso heterodoxo del exalcalde de Moche y actual alcalde de Trujillo, Arturo Fernández Bazán, caló en los ciudadanos hasta llevarlo al sillón municipal. 

Para que un candidato logre éxito electoral con un discurso de este tipo, hace falta una población saturada por los mismos problemas y decepcionada, hasta el hartazgo, de la inoperancia de sus anteriores gobernantes. Ese es el campo fértil para que este tipo de discursos que cruzan la línea de lo políticamente correcto y para que este tipo de políticos que los difunden tengan mayor opción de asentarse en la aceptación de los ciudadanos. 

Fue Sylvain Timsit, y no Noam Chomsky, quien dio nombre a 10 estrategias de manipulación masiva. Estas eran atribuidas a los medios de comunicación, como instrumentos del poder económico y político, pero son también bastante atribuibles a los mismos políticos y a sus respectivas agrupaciones o partidos. Esto se ha potenciado debido a que, en la actualidad, para lograr sus objetivos, ya no dependen de los medios de información que lograron un alto posicionamiento durante muchos años. Ahora utilizan sus propias redes sociales y sus webs y en ellas despliegan sus estrategias de información, sus estrategias de marketing político y sus estrategias publicitarias. 

En el discurso de Arturo Fernández se dejan ver algunas de las estrategias planteadas por Timsit como: 

  • Apelar al aspecto emocional antes que a la reflexión. Es una técnica clásica para detener el análisis racional de una situación, así como su sentido crítico. Apela al comportamiento instintivo basado, sobre todo, en deseos o miedos. El discurso del alcalde apela constantemente al uso de adjetivos, a la emoción de los ciudadanos a través de frases como: “he venido como un guerrero mochica” y “soy la gran venganza de sus nietos y bisnietos (puesto que) nos han endeudado estas porquerías de autoridades”. 
  • La estrategia de la gradualidad. Busca lograr la aceptación de una medida inaceptable, aplicándola de forma gradual. Fernández ha anticipado que sus primeras obras se verán en 6 u 8 meses. Lo cual hace “necesaria” la espera, la tolerancia ante la ausencia de obras. 
  • Hablar desde una posición intelectual superior. La mayor parte del discurso dirigido al público se realiza utilizando mensajes, argumentos, personajes y entonaciones infantiles, desde un punto de vista protector o paternal. Como si el ciudadano no fuese maduro o no tuviera la capacidad para comprender ciertas ideas.  

 

En una extensa entrevista de 1 hora con 8 minutos concedida a Jaime García, periodista y productor de contenidos de la fan page Trujillo 60, Arturo Fernández respondió a las preguntas lanzadas por el entrevistador sin dejar de señalar a los enemigos que ya había mencionado durante su candidatura. 

Asimismo, las respuestas están revestidas de términos coloquiales y adjetivos descalificativos a sus opositores. Además, de forma tácita, se autodenomina defensor de los trujillanos y de los intereses de la ciudad. 

 

Para Arturo Fernández los enemigos están por todos lados: “Me ven como la autoridad que va a luchar contra otras autoridades” 

El discurso político de toda autoridad edil debe formar parte de la estrategia de comunicación constante que un alcalde debe mantener con los ciudadanos. Fernández Bazán se ha etiquetado como “solución” a los problemas de Trujillo y para ello ha visto necesario etiquetar como “problemas” a sus antecesores y actuales rivales. Ello sin olvidar que a 50 metros tiene a César Acuña, actual gobernador regional a quien ha lanzado todo tipo de insultos. Los resultados de ese conflicto verbal iniciado por el alcalde verán sus resultados en las siguientes semanas, probablemente. Y las justificaciones, también. 

En la entrevista, García mantiene un tono empático con el alcalde Arturo Fernández Bazán para poder arrancarle las respuestas que necesitaba conocer su audiencia. Más allá del contexto de cada consulta, hemos recogido las frases que, lejos de conciliar posiciones que le permitan llegar a acuerdos con las demás autoridades, parecen buscadas para aparecer en portadas de los medios informativos. También hemos seleccionado frases que dijo de forma espontánea respecto a su labor en Moche y su vida personal: 

  • “Sinvergüenzas”, a los regidores de la alcaldía anterior. 
  • “Personajes lamebotas”, a Eduardo Azabache y Erick Fort. 
  • “Tengo que darle de tragar a la gente que puso Murgia y Acuña”, a un sector de los trabajadores de Sedalib. 
  • “Inteligencia mononeuronal y escaso carisma” y “a César Acuña espero se le prenda media neurona”, a César Acuña. 
  • “Los serenos de Trujillo tienen la mentalidad apepista, no trabajan”, a los integrantes del Serenazgo de Trujillo. 
  • “Las leyes laborales y los sindicatazoos, lamentablemente, atrasan al Perú. En esto puedo rescatar la buena labor de Fujimori”, respecto a lo que considera el exceso de trabajadores en la MPT. 
  • “¿Tú crees que en Europa se pierde tiempo en fotos?”, respecto al protagonismo de los políticos ante la prensa. 
  • “Hay que ser bien desgraciado, hay que ser bien maldito, esa palabra no se debe utilizar, hay que ser bien hijo de su madre para darle de tragar a 600 personas solamente para que lo aplaudan y repartan volantes en las elecciones”, respecto al alcalde anterior. 
  • “Arturo Fernández habla como habla, directamente. Si venimos con esas formitas bonitas, ya pues, allí viene el forado de las pistas, falta de desagües viejos…”, respuesta a García cuando le preguntó si debía moderar su discurso para que los niños lo tomen como ejemplo. 
  • “La cultura la tenemos bien grande como el falo, del ‘antropofalo’”, responde cuando García le dice que el alcalde representa la cultura de Trujillo. 
  • “No hay que ser hipócritas como los políticos que les llevan ‘tapers’, no hay que ser hipócritas como César Acuña Peralta que va a ser padrino de una promoción de la policía cuando nunca les ha regalado medio fusil, pero regalar tortas ,éso lo hace cualquiera”, mensaje de Fernández a César Acuña. 
  • “Mira quién estuvo de ministro de Cultura, el sobón de los sobones, era el Erick Fort de la política, era Alejandro Salas”, en referencia al exministro de Cultura. 
  • “Yo sólo tengo un hijo. A mí me hubiese gustado tener muchos hijos. Hubiese querido tener hijos con una asiática, con una africana, con una norteamericana, con una inca, éso me hubiese encantado. Ése es uno de mis sueños que me hubiese gustado tener. ¿Cómo hubiesen sido mis hijos con una mujer de diferente nación? Pero lamentablemente la economía no da pe’ compare. Y tampoco creo que nadie me aguante, quién me va a aguantar así”, ante la pregunta de García sobre cuántos hijos tiene Fernández. 
  • “La municipalidad va a estar abierta especialmente para la prensa”, responde cambiando totalmente de opinión luego de, hace unos meses, criticar con saña a los comunicadores. 
  • “Dios sabe lo que hace, siempre lo he dicho”, fue la última respuesta del alcalde Arturo Fernández Bazán en la despedida de la entrevista 

Link de la entrevista: https://www.facebook.com/Trujillo60/videos/1172187803667769

 

Conclusiones 

Para la mayor parte de la población del Perú, Trujillo se ha convertido en la ciudad más violenta debido al alto nivel de delincuencia e inseguridad diarias que sufren sus habitantes y a las consecuentes portadas rojas que muestran sus medios periodísticos. Dichas portadas también se reflejan en los medios nacionales. 

A ello se le suma el lenguaje violento. Ese lenguaje que divide y busca crear bandos en la población a favor de un político y en contra de otro. 

Toda estrategia de información y comunicación que busca los intereses personales pierde su naturaleza de integración social humana y puede, potencialmente, pasar a convertirse en un ramplón discurso de odio cuyas consecuencias, ojalá, no veamos a corto plazo. 

Ms. Valery Bazán Rodríguez 

Docente y Consultor en Comunicación Digital 

 

Puedes encontrar más artículos en Trujillo Beat.

Referencia:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *