Home>Trujillo Beat>Amores nocturnos e imposibles: la señora del taxi. Jesús Escamilo
Trujillo Beat

Amores nocturnos e imposibles: la señora del taxi. Jesús Escamilo

Autoficción, por Jesús Escamilo. 

 

Hoy mientras jugaba al póker y el billar no servía ni para divertirse, de regreso a casa, estando en el taxi, la dama que conducía escuchaba canciones de amor. Y en una de esas discusiones que solo se pueden dar en minutos, y con el olor a nicotina que entra y sale de nuestro ambiente en común, la misma señora mucho mayor, me preguntaba si creía en el amor. Quizá, dudé y respondí. Ella me miró, prolongó la siguiente pregunta, y luego solamente me dijo, te he visto muchas veces.

En términos espantosos la vida se nos escapaba. Ya no existía el tráfico, no éramos inquilinos del ruido, solo veíamos y escuchábamos esa construcción de ciudad nocturna. Trujillo liberaba una armonía seca, y la mujer que conducía aferrándose a una velocidad semejante a la luz, me dejó en casa y se fue. Seguramente como se lo hizo saber a la persona que conversó por celular; iré a ver si puedo recoger a algunos por el centro de la ciudad, ojalá pinte algo, dijo con tranquilidad y sonrisa mortífera.  Desde ahí cuando estoy de noche en casa  me doy el lujo de trasnochar y creer cada vez más en lo que ciertos hombres denominan: antipatía, desamor.

Y siguen las noches, los ríos, el mismo cielo; y ni el hambre ni los problemas son lo mismo, tan solo es vivir así.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.