Home>Trujillo Beat>“Adolfo Hitler vivió 8 años en Casa Grande”, Pedro Alva Quilcat
Trujillo Beat

“Adolfo Hitler vivió 8 años en Casa Grande”, Pedro Alva Quilcat

Desde 1982, el ingeniero peruano Pedro Alva Quilcat ha dedicado parte de su vida a investigar acerca de Adolfo Hitler y ha encontrado motivos para estar seguro de que Hitler fingió su muerte y se trasladó hacia diferentes países de Sudamérica, llegando a vivir 8 años en la localidad de Casa Grande; esperaba formar un Cuarto Reich.  Fueron necesarios otros dos Adolfo Hitler falsos para este propósito. Pedro Alva da a conocer los resultados de su investigación en su libro titulado “Adolfo Hitler en Casa Grande. Rumbo a Sunchubamba”.

¿Desde que año supo de esta teoría de que Adolfo Hitler fingió su muerte y llegó al Perú y otros países de Sudamérica?

Yo llegué a Casa Grande en 1982, al año siguiente ya me iban informando, los choferes mayormente, que Adolfo Hitler estuvo aquí. Al principio pensé que vino al Perú cuando fue canciller o antes. Pero ya en 1990, cuando fui Presidente del Consejo de Administración, cargo máximo en la empresa Casa Grande, me pusieron un chofer llamado Ruperto Palacios; yo supe que él había sido chofer del dueño de la empresa, Enrique Gildemeister Möller. Él me conto que Adolfo Hitler llegó en el año 1946, entonces las cosas cambiaron; vino después de la guerra y así cambio mi concepto de que Hitler murió en Berlín y empecé a investigar. Sobre todo, iba saliendo información, se desclasificaron documentos de la CIA y el FBI, que dan mayor solidez a lo que tenía en mente.

¿Antes de conocer a Ruperto Palacios ya conocía de esta hipótesis?

Había escuchado, pero no la tomaba con seriedad; ya después fue tomando más fuerza y la entendí.

¿En que años estuvo aquí Adolfo Hitler y por cuánto tiempo?

Hitler llegó en junio del año 1946 y estuvo hasta 1954. El señor Valdemar León, en 1954, vio que salió hacia Puerto Chicama; investigaciones recientes aseguran que estuvo en Colombia y de allí se fue hacia Argentina.

¿A quiénes entrevistó en Sunchubamba para llegar a publicar este libro?

Yo entrevisté a personas de todo nivel, a jóvenes, a adultos, de allí de Sunchubamba, y personas que bajaban hacia Suchubamba, todos lo conocían. No había uno que no tuviera idea de quién fue Hitler; hasta una señorita que viajó en el mismo ómnibus que yo. Le hice la conversación y sabía. Incluso, en el libro mencionó que Sunchubamba es el único lugar en el Mundo en el que muchos jóvenes se llaman Hitler.

¿Cómo fueron esos viajes a Sunchubamba?

Como ya tenía datos de que Adolfo Hitler estuvo en Sunchubamba, me referían que vivió allí. Yo no tenía ni idea dónde quedaba, ni cómo era Sunchubamba, hasta que planificamos con un camarógrafo ir; averiguamos cómo se llega y abordamos un ómnibus. Al llegar a Sunchubamba realmente quedé impresionado, una hacienda que se conserva muy bien; aunque los lugareños dicen que antes fue mejor, para mí está bien conservada. Los lugares dónde vivió Adolfo Hitler están conservados, son casi santuarios.

¿Cuántos libros acerca de Adolfo Hitler tuvo que leer para llegar hasta producir esta publicación?

He recabado información de la empresa Casa Grande desde hace muchos años; sigo informándome porque Casa Grande es inmenso. Recientemente he descubierto máquinas relacionadas con la gente de Alemania.

Antes había pasado por donde se encuentras estas máquinas, pero no me había percatado de los rótulos que tienen y esas máquinas se utilizaron para apoyar a Adolfo Hitler en la Segunda Guerra Mundial y recién he publicado en mis redes sociales artículos sobre eso.

¿Qué otras personas le acompañaron en el proceso de esta investigación?

Me acompañó a Suchubamba el fotógrafo Manuel Ruiz Mercado, y el vídeodocumental respecto al tema ha sido editado y publicado en YouTube  por él.

¿Cuál es su percepción general acerca de Adolfo Hitler?

Al tener conocimiento sobre Adolfo Hitler, y ver que se debía informar no solamente a la comunidad de Casa Grande, sino al mundo entero, me preparé. Conversé con la editorial de la Universidad Nacional de Trujillo, me apoyaron bastante y me siento satisfecho que el libro ya este dispuesto al público.

¿Cuáles fueron los aspectos de la vida de Adolfo Hitler que le sorprendieron?

Lo que me ha llamado la atención es que todos conocemos a Adolfo Hitler como un criminal despiadado, un asesino. Sin embargo, la gente que ha tratado con él no lo detalla así, lo detalla como una persona sincera, humilde, colaboradora, bastante amable, todo lo contrario a lo que nos dice la historia.

¿Qué otros libros recomendaría leer para conocer más de Adolfo Hitler?

Abel Basti es un periodista argentino que ha escrito diez libros acerca de Adolfo Hitler; se ha documentado muy bien. Lo único en que discrepamos es dónde estuvo Adolfo Hitler al principio, porque al final coincidimos que vivió en Argentina.

¿Entonces, cómo llego a morir Hitler?

Vivió entre Argentina y Paraguay; ya a la vejez murió en Paraguay y sus restos fueron llevados en secreto a Berlín (Alemania). Ya de mayor falleció.

¿Va a seguir investigando acerca de la vida de Adolfo Hitler?

Más que de la vida de Adolfo Hitler, estoy investigando sobre los arreglos políticos, militares porque se vienen desclasificando más documentos tanto en Rusia, Francia, Alemania, Estados Unidos, Inglaterra, documentos del Servicio de Inteligencia de los Estados Unidos; últimamente Rusia también ha desclasificado. Hay documentos que todavía están para informar.

¿Qué otros libros piensa publicar próximamente?

Estoy investigando acerca de Adolfo Hitler desde el punto de vista militar. El libro que tengo aquí es histórico, familiar, el que estoy realizando se da desde el aspecto militar.

¿Si Adolfo Hitler estuviera vivo que le diría?

Bueno, si Hitler estuviera vivo le preguntaría porque es que se dio el holocausto, si fue cierto o no; pues hay historiadores que dicen que el holocausto no fue como nos informaron, sino que todo fue una propaganda para desfigurar a Adolfo Hitler y él acepto ese tipo de desfiguración porque sabía que lo iban a destrozar. Él quería la seguridad de su equipo, pues pensaba en veinte años regresar; formó parte de un Tercer Reich y hablaba de un Cuarto Reich; por eso es que hace arreglos con Estados Unidos, soñando en volver a formar otro grupo.

¿Cuánto tiempo le dedicó a publicar este libro?

Realmente, hacía el libro unos dos años, escribirlo, ordenarlo. Hace más de 30 años que vengo buscando informaciones respecto a este tema. Aquí hay información de Pedro Behr que fue el abuelo de Boloña Behr; aquel entonces él era el administrador de Casa Grande y Pedro Behr ha tenido necesariamente que saber quién era Adolfo Hitler; su mandato estaba bajo la jurisdicción de Sunchubamba.

¿Habla el libro también acerca de la niñez y juventud de Adolfo Hitler?

Sí, el libro es familiar. Habla de su mamá, de su papá, de sus mujeres. Los aliados informan que Hitler fue homosexual, pero es mentira, tuvo hijos. Hemos revisado la historia y seguimos informando.

Entrevista de nuestra colaboradora Ana Tongo. Foto: Manuel Ruiz Mercado 

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.