Home>Digital Tru>10 Formas de divertirse en Perú más allá de las típicas
Digital Tru

10 Formas de divertirse en Perú más allá de las típicas

Perú es mundialmente famoso por sus maravillas arqueológicas, como Machu Picchu, y sus impresionantes paisajes naturales, que son sitios únicos que conocer con toda la razón.

No obstante, este país sudamericano tiene una amplia gama de actividades que van más allá, que a pesar de ser menos conocidas, se pueden hacer para sumar experiencias únicas y memorables.

Explorar los casinos peruanos

Lima y otras ciudades importantes como Trujillo y Arequipa cuentan con una vibrante vida nocturna que incluye numerosos casinos. Estos establecimientos no solo ofrecen juegos de azar como ruleta, póker y máquinas tragamonedas, sino que también suelen tener espectáculos en vivo, restaurantes y bares.

Los casinos peruanos, como el famoso Casino Atlantic City en Miraflores, brindan una experiencia de entretenimiento completa.

Ten en cuenta que algunos casinos organizan torneos de póker que atraen tanto a locales como a turistas, aunque de no haberlos en opciones físicas, búscalos en los mejores casinos online Perú, pues de seguro lo hallarás.

Disfrutar de la gastronomía amazónica

Mientras que la cocina peruana es famosa por el ceviche y la comida criolla, la gastronomía amazónica es una joya oculta. En la ciudad de Iquitos, se pueden degustar platos exóticos como el juane, que es arroz con carne envuelto en hojas de bijao, el tacacho con cecina, que es plátano verde con carne de cerdo y una gran variedad de pescados de río.

Lo grandioso es que muchos restaurantes usan ingredientes locales únicos como el paiche, uno de los peces de agua dulce más grandes del mundo, y el camu camu, una fruta rica en vitamina C.

Los mercados locales, como el Mercado Belén, es igualmente un sitio fascinante para explorar y probar productos frescos de la selva que te sorprenderán siempre.

Visitar pueblos fantasma

Perú tiene varios pueblos mineros abandonados que cuentan historias fascinantes de tiempos pasados. Uno de los más conocidos es Cerro de Pasco, una de las ciudades más altas del mundo, que ofrece una experiencia única al explorar sus calles desiertas y edificios históricos.

Del mismo modo, es interesante la opción de Yauricocha, un pueblo minero con una rica historia que ha sido en gran parte olvidada. Estos lugares permiten a los visitantes adentrarse en la historia minera de Perú y entender mejor las dificultades que enfrentaron las comunidades mineras.

Practicar sandboarding en las Dunas de Ica

En lugar de las tradicionales playas, los viajeros aventureros pueden dirigirse a las dunas de Huacachina, cerca de Ica, para practicar sandboarding. No cabrá duda que deslizarse por las enormes dunas de arena es una experiencia emocionante que combina la adrenalina con la belleza del desierto.

Asimismo, la zona proporciona paseos en buggy que permiten explorar el paisaje desértico de manera rápida y divertida, y los atardeceres en el desierto son espectaculares, dando una oportunidad perfecta para la fotografía.

Recorrer las Islas Palomino

Desde el puerto del Callao, es posible tomar un tour en barco a las Islas Palomino, donde los visitantes pueden nadar con leones marinos en su hábitat natural. Este encuentro cercano con la fauna marina es una experiencia inolvidable y una excelente alternativa a las típicas visitas a las playas.

Los tours suelen incluir una visita a las Islas San Lorenzo y El Frontón, ricas en historia y biodiversidad. Además, se puede observar una gran variedad de aves marinas durante el viaje, siendo otra opción de diversión diferenciada a la que apuntarte.

Participar en festivales locales

Más allá del famoso Inti Raymi en Cusco, Perú cuenta con numerosos festivales locales que celebran sus ricas tradiciones culturales. El Carnaval de Cajamarca es conocido por sus desfiles y danzas, mientras que la Fiesta de la Candelaria en Puno ofrece una impresionante muestra de música y baile andinos.

Otro festival destacado es el Señor de los Milagros en Lima, que incluye una procesión religiosa que atrae a miles de devotos. Participar en estos eventos brinda una visión profunda de la diversidad cultural del país y permite interactuar con los locales en un ambiente festivo.

Realizar un viaje en el Tren Macho

El Tren Macho, que va desde Huancayo hasta Huancavelica, es conocido por su pintoresco recorrido a través de los Andes. Este viaje en tren es sinónimo de vistas espectaculares de montañas, valles y pueblos rurales, permitiendo a los pasajeros experimentar el Perú profundo de una manera relajada y auténtica.

El trayecto incluye cruzar puentes y túneles impresionantes y da la oportunidad de interactuar con los lugareños que utilizan el tren para sus desplazamientos diarios. Es una excelente forma de descubrir paisajes menos visitados y conectarse con la vida local.

Relajarse en las aguas termales de Churín

Ubicadas en la región de Lima, las aguas termales de Churín son un destino perfecto para el relax y la recuperación. Las piscinas termales naturales, como la de La Meseta y Mamahuarmi, ofrecen aguas ricas en minerales con propiedades curativas.

Este lugar es ideal para escapar del bullicio de la ciudad y disfrutar de un entorno tranquilo y revitalizante. Lo mejor es que Churín cuenta con hermosos paisajes andinos y senderos naturales que invitan a realizar caminatas y explorar la flora y fauna local.

Explorar las Cavernas de Quiocta

En la región de Amazonas, cerca de Chachapoyas, se encuentran las cavernas de Quiocta, un impresionante sistema de cuevas lleno de estalactitas, estalagmitas y restos arqueológicos.

Con la ayuda de un guía local, los visitantes pueden explorar estas formaciones subterráneas y aprender sobre la historia y la geología del lugar.

Las cavernas también contienen antiguos restos óseos, lo que añade un elemento de misterio y aventura a la visita, un hecho que le hace fascinante.

Observación de aves en Manu

¿Observar aves? Quizás a algunos se les hagas raro, pero allí está lo diferente, siendo Perú uno de los mejores destinos del mundo para la observación de aves. En este sentido, la Reserva de la Biosfera del Manu, en la región de Madre de Dios, es un paraíso para los ornitólogos.

Con más de 1000 especies de aves registradas, en este parque tendrás la oportunidad de ver aves exóticas como el gallito de las rocas, los guacamayos y el águila harpía. Los tours guiados permiten a los visitantes descubrir la increíble biodiversidad de esta región amazónica.

Además, el parque ofrece la posibilidad de ver otros animales más allá de las aves, como jaguares y monos, en su hábitat natural, lo que lo convierte en un destino imprescindible para los amantes de la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *