Home>Trujillo Beat>“Soy un adicto a la música”, Marko Popovich, vocalista de Cómplices eternos
Marko Popovich, vocalista de Cómplices Eternos
Trujillo Beat

“Soy un adicto a la música”, Marko Popovich, vocalista de Cómplices eternos

Mi nombre es Marko Popovich. Soy peruano-serbio. Mi padre era yugoslavo. Estudié ingeniería de sistemas en la Universidad San Ignacio de Loyola. Músico de nacimiento. Católico. No simpatizo con ningún partido político, apoyo todo lo que sea democracia y libertad.

¿Como ingresaste al mundo de la música?

¡Wow!… Guns N’ Roses… Ayer he tocado con mi polo de Guns N’ Roses. Yo soy bien rockero. Hace un rato le preguntabas a Max (baterista de Cómplices Eternos) cuáles eran sus influencias o cuáles eran las influencias de la banda en general. Creo que cada uno tiene sus influencias, podemos tener similitudes pero a la hora de la hora son propias, ¿no?

Yo tengo influencias que van desde Queen, pasando por los Beatles, llegando después a Guns N’ Roses, el mismo Bon Jovi, siguiendo un poquito más con Radiohead. Yo soy un consumidor de música siempre. Soy un adicto a la música. Siempre estoy buscando cosas nuevas. Lo último que  he encontrado, que me ha encantado, es Muse. Cada vez que escucho algo nuevo en estas épocas, después del año 2000, -mucha gente dice que ya no sale buena música, yo no estoy de acuerdo con eso-. Tal vez no salga tanta buena música, en cantidad, como antes; pero sí se puede encontrar buena música y cada vez que encuentro esa buena música, la verdad que es una satisfacción para mí.

¿Tanto te gusta Muse?

Tengo toda la discografía de Muse. ¡Es una bandaza! ¡Es una bandaza! De todas las bandas que te he dicho canto (sus canciones). Fui conectando porque canto desde chico. La primera canción que toqué en guitarra, porque también toco guitarra, fue, si mal no recuerdo, Patience de Guns N’ Roses (risas).

¿Con todo y silbido?

¡Todo! (risas). En el colegio… comencé a darme cuenta que cantaba y que gustaba. Porque por ejemplo nos  juntábamos promociones, tenía un amigo, mi mejor amigo, que es como mi hermano, que tenía dos hermanas que eran mayores que nosotros dos, tres años. Nos íbamos a la playa. El tenía una casa hermosa, gigante, y con una playa muy especial, se agarraban tres grupos y pedían que yo cante. Siendo el más chibolo pedían que cante y mi amigo tocaba la guitarra. Hacíamos como una especie de banda y así, como jugando, empezó la cuestión. Digamos que esas fueron mis primeras experiencias musicales.

¿Has estudiado canto después?

Nunca he estudiado canto. Realmente lo que he aprendido, lo que sé, es innato, es natural. De hecho, hay cosas que por criterio las he ido aplicando, respiración, diafragma, esas cosas, sin haber llevado cursos ni clases.

Mi familia es, prácticamente, gente de música, en el sentido de que todos tocan un instrumento y todos cantan, todos son entonados, hasta mi mamá. Ella también cantaba, que en paz descanse. Mi papá… Bueno, a mi papá no lo pude conocer porque falleció a los dos años y no sé si cantaba (risas); pero, te puedo decir que hasta mi mamá cantaba. Yo tengo ahí la vena musical. He tocado hasta violín de chico.

Me metieron a tocar violín 4 años. Había un violín en mi casa que mi hermana no lo quiso. Es que a ella la pusieron con un profesor que no le gustó, no le cayó bien y dejaron el violín tirado. Era un violín que lo habían traído de Yugoslavia. Yo soy mitad peruano y mitad yugoslavo por papá. Entonces la familia, tengo bastante familia allá, mandaron un violín a mi hermana y no le gustó. Después me metieron a mí con una profesora y hubo química, y bueno, seguí con ella. Sin embargo yo no quería practicar violín, yo quería practicar guitarra; pero, por alguna razón, me dieron la contra y nunca me pusieron a tocar guitarra. Pero como tenía oído musical, solito comencé a buscar las notas, veía ahí como hacían mis amigos porque en mi colegio también tenía varios amigos que tocaban.

Bueno, nunca es tarde

De hecho te puedo contar como anécdota, uno de mis hermanos que es músico acá en el medio, Paco Holguín, el vocalista de Emergency Blanket, él estudió conmigo y desde chicos tocábamos por ahí, hacíamos un poco de música. Después él se dedicó a la música y siguió su camino. Yo también seguí por otro lado, por ahí viene mi vena musical.

La pregunta específica del tema del canto, no lo descarto, no tiene nada de malo. Me parece que todo lo que sume siempre… Hay técnicas, o sea, no me van a enseñar a cantar. Lo que se puede hacer es mejorar aspectos, estas partes técnicas y que le vendrían bien a cualquiera, estoy seguro. No lo he programado, sinceramente; pero, no lo descarto. Por el momento quizás no lo pueda hacer.

¿Bandas en español?

Honestamente escucho más en inglés porque he encontrado más bandas en inglés que me gustan. Quizás también sea porque estudié en colegio británico. Yo canto en inglés también, canto bastante en inglés. Por ahí me han dicho que canto mejor en inglés que en castellano (risas). Hay algunas bandas que me gustan en castellano como La Ley, por ejemplo. Normalmente voy a buscar lo que canto. La Ley, algo de Soda (Stereo) por ahí. En los ochentas, noventas, Los Prisioneros también me gustaban.

¿García, Paéz?

No conecté mucho con la época de Fito, del mismo Charly, pero sí conozco material de ellos por cultura general. ¡Tremendos músicos! Sí canto un par de Fito, ahora que me has hecho acordar. “Mariposa Tecknicolor”, ¿no?

Del “Circo Beat”.

Sí, también lo he escuchado. Una que me gustaba bastante es “El Amor Después del Amor”. ¡Buenísima! ¡Es altísima! Es una de las canciones más difíciles que he escuchado y que he cantado; pero, nada comparado con Queen. La mejor voz, para mí, de todos los tiempos es la voz de Freddie Mercury ¡Tremendo vocalista!

Si pudiera regresar en el tiempo, regresaría a los ochentas, antes de que fallezca él. Quisiera regresar al 86′, creo que fue el concierto en Wembley, el último. Cuando sale con su pantalón amarillo.

Marko Popovich en concierto benéfico con Cómplices EternosMarko Popovich en concierto benéfico con Cómplices Eternos

Con la corona.

Al final, su chalequito amarillo y su pantalón blanco ¡Un genio en el escenario! ¡Tremenda voz! El que canta Queen, canta todo. Modestia aparte, canto varias de Queen. Sólo hay una que me cuesta cantar que es “We are the champions” que es altísima, pero te puedo cantar “Bohemian Rapshody”, “Somebody to love”, que son canciones muy difíciles. Y las hago feliz.

Un capo, Mercury.

¡Tremendo cantante! Hubiera querido verlo en vivo, la verdad.

Ahora cuéntame sobre el último disco de Cómplices Eternos

El último disco no lo han grabado conmigo. Grabaron con otro vocalista que partió. Se fue a Brasil si no me equivoco. Ahí fue cuando se quedaron sin vocalista. Como te decía hace un rato, encontrar un vocalista no es tan fácil. Aparte ya había un libreto, había que encontrar uno que, más o menos, pueda adaptarse al tipo de música y a la voz.
Ojo, yo no estoy en ningún momento imitándolo (al ex vocalista). Yo estoy cantando las canciones a mi estilo, respetando la pauta; pero, yo le he metido algunos ajustes. Te puedo contar como anécdota que me han salido en vivo.

En la presentación que tuvimos en marzo, en Lima, que fue la primera que tuvimos como banda, tú sabes, cuando estás cantando hay un adrenalina especial. Ese día fue muy especial porque fueron muchos fans que siguen a la banda muchos años, ansiosos de escucharlos porque no los habían visto muchos años.

Me sorprendí porque se sabían todas las canciones. De hecho, me ayudaron porque yo me acabó de aprender las letras (risas). Me ayudaron una barbaridad porque cantaban, me acompañaban y me soplaban la canción (risas).
Fue bien divertido a pesar del espacio porque fue un poco pequeño, salió bastante bien. “Más alla del mar” es el disco que estamos promocionando. Si bien es cierto la grabaron con otro vocalista, la estamos lanzando conmigo. No te voy a negar que como meta personal vamos a ver la posibilidad de grabar mi voz en ese disco. Estamos viendo el tema.

¿Cómo ves al disco?

Está muy bueno, está en Spotify. Suena bastante bien, las letras son muy buenas, la música es buena, la banda en sí lo es. Yo normalmente conecto mucho con la melodía, con la parte musical. De hecho, hay canciones que canto, inclusive en inglés, que no me he puesto a pensar de que se trata la letra ni nada. Pero cuando conecto con la música, me gusta y la hago mía.

En esta banda, cosa muy diferente para mí, he podido conectar, no solo con la música sino, con la letra. Las letras son muy profundas, muy buenas. Son de las que te provocan cantarlas. Aprendértelas y cantarlas. Eso me gusta mucho porque estoy seguro que a la gente también le gusta. La gente que lo escucha creo que conecta y eso para mí es muy importante. Eso es lo bonito de esta nueva banda.

¿Escribes temas propios?

No le he dedicado mucho tiempo. Alguna vez he escrito pero muy poco sinceramente. No me he dedicado a éso, más me he dedicado a cantar e interpretar.

Yo soy intérprete. Me gusta transmitir lo que canto. Depende mucho de mi estado de ánimo, es verdad. Por ejemplo, si estoy muy emotivo te voy a hacer llegar esa emoción. Te voy a sentir algo cuando canto, eso se llama interpretación. Cantar, puede cantar cualquiera; pero interpretar, llegar al que te escucha, eso es diferente. Creo que tengo esa virtud.

Marko Popovich y Ricardo Brenneisen

¿Qué sentiste al compartir escenario con el vocalista original, con Ricardo (Brenneisen)?

¡Epa! ¡Fue excelente, la verdad! Me lo presentaron a Ricardo recién, sabía quién era, lo había visto con Dolores (Delirio); pero no nos habían presentado personalmente. Antes del concierto me lo presentó Max y le dijo para cantar una canción con nosotros. Siguiendo protocolo, Max me preguntó a mí y le dije “por supuesto, no hay ningún problema”. Yo feliz, o sea, la respuesta era inmediata, sí. A la hora que estoy en escenario, la verdad estaba tan conectado con lo que estábamos haciendo que me olvidé de avisar (risas). Yo iba a anunciar que venía Ricardo. Empezamos la canción y yo me había olvidado por completo. A la mitad de la canción veo que se me acercaba un… (risas) volteo y ¡asu, que risa! Conectamos inmediatamente y creo que a la gente le gustó bastante esa parte.

Se notó mucho la química.

Sí, Karen (su directora de prensa) grabó un vídeo. Es que esa canción, también, es excelente. “Sé que te amo” es el himno de la banda. Quizás sea la canción más conocida. Eso es lo que quiero que hagamos con “Grito dentro de ti”, que se haga tan conocida. ¡Es un hit! Es buenísima esa canción y ojalá tenga tan buena acogida como “Sé que te amo”.

Bueno, volviendo a Ricardo, francamente fue una buena experiencia. La gente le encantó. Cantamos bien, salió fluido y claro, después lo presenté (risas). Aparte ellos (Dolores Delirio) venían después de nosotros.

La canción favorita que hayas interpretado con la banda.

“Grito dentro de ti”. Sin lugar a dudas. Es una canción muy profunda, tiene una letra muy paja. Recién me he enterado cual es la idea original de la letra.

Lo bonito de la música es que quien lo escucha tiene diferentes interpretaciones de una canción, de una letra. Pero, te puedo contar que la idea original de esa canción fue hablar un poquito del aborto. Es muy difícil de saber, ¿no? Bueno, hay que escucharla bien, prestarle mucha atención. Yo, cuando la he escuchado, la enfoqué por el lado del amor. Te hablo del amor hombre-mujer. Pero, básicamente, se trata de que el feto le habla a la madre.

Entrevista de nuestro colaborador: Andrés Asencio

Leave a Reply